Plagas en árboles e incendios forestales; problemas por resolver

0
171
Plagas en árboles e incendios forestales; problemas por resolver.

Gaonews

 

Jesús Gaona López

 

Con mucho esfuerzo fue controlado el incendio intermunicipal en Nicolás Flores, Cardonal y Tlahuiltepa, con la participación de instancias de los gobiernos federal y estatal.

 

300 personas participaron diariamente, de la Conafor, Protección Civil, Semarnat y la Comisión Nacional de Áreas Protegidas, aunque aún no se extingue del todo.

 

Afortunadamente no hubo pérdidas humanas que lamentar, pero sí existió preocupación entre la población de los municipios mencionados, han sido afectadas en promedio 2 mil hectáreas, aunque falta que concluya la cuantificación de la superficie dañada.

 

Después de un siniestro forestal, las áreas arboladas quedan a expensas de diversas plagas fitosanitarias, la más común es el “gusano descortezador”.

 

Sin embargo, las plagas en los árboles se presentan de diversas formas, en Hidalgo prevalecen actualmente muchas que deben ser afrontadas con trabajos que deben hacer los dueños de predios o parcelas arbolados.

 

EL GUSANO DESCORTEZADOR

 

Hace 30 años, en el entorno de la presa de El Tejocotal, ubicada entre Acaxochitlán y Tulancingo, cuerpo de agua de 3 kilómetros, con pinos de la especia “pátula”, estos se extinguieron a causa del “gusano descortezador”.

 

Así lo recuerda el ingeniero forestal, Mario Alberto Cortés Núñez, director de Desarrollo Forestal y Pesquero de la Sedagroh, quien participó en la recuperación de la zona, en aquel tiempo.

 

A pesar de la oposición y negligencia de la entonces Compañía de Luz y Fuerza del Centro, se logró rehabilitar forestalmente.

 

Esta plaga es cíclica, cada tres décadas, nuevamente está arrasando con los árboles, pero ahora el problema es que este territorio es tierra de nadie y ni siquiera aparecen los documentos de propiedad de las hectáreas afectadas.

 

En los tiempos de Jesús Murillo Karam como gobernador, se logró rehabilitar el área afectada, hoy las condiciones no son propias para efectuar trabajos fitosanitarios, hoy instancias como la Conafor no tienen presupuesto.

 

EL MUERDAGO Y EL HENO MOTITA

 

En el Valle del Mezquital prevalecen las plagas conocidas como “muérdago” y el “heno motita”, plantas parásitas que acaban con árboles característicos de la región, como el mezquite y el huizache.

 

El “muérdago” es transportado por los pájaros, esta plaga acaba con el árbol, pues se nutre de la savia de los árboles a los que hace su presa.

 

Mientras el “heno motita” es un tipo de heno transportado por el aire, los llegamos a ver en los cables de energía eléctrica, pero también se adhieren a las ramas de los árboles.

 

Para el caso de estas dos plagas, los propietarios de los predios afectados deben cortar las ramas infestadas, no hay productos químicos para el combate contra estos parásitos fitosanitarios.

 

Campesinos han mostrado indiferencia para realizar trabajos que permitan salvar mezquites y huizaches, por lo que el problema está lejos de ser resuelto.

 

EL PICUDO DE LA PALMERA

 

El “picudo de la palmera” es una plaga a nivel nacional, explica el ingeniero forestal, Cortés Núñez, que afecta en muchas entidades del país, como Querétaro, san Luis Potosí e Hidalgo.

 

Con respecto a la entidad esta plaga ha diezmado la población de palmeras en Tecozautla, Tasquillo y Tula, son plantas que se desarrollan en estas regiones, son palmas datileras conocidas como “canarias”.

 

Esta es una plaga muy peligrosa, existen trampas para capturar al “picudo de la palmera”, esto es lo que se recomienda para evitar que siga matando datileras en Ixmiquilpan y Actopan, preocupa que llegue a Pachuca, a las palmeras de Revolución, Madero y varios fraccionamientos.

 

PLAGA EN LOS PINOS PIÑONEROS

 

Otro tipo de “gusano descortezador” ataca a los pinos piñoneros, desde el año 2000 hay presencia de esta plaga, que han venido afectando unas mil hectáreas de 10 comunidades de la región de Cardonal, Tlahuiltepa, Nicolás Flores y Pisaflores.

 

El pino piñonero crece entre empinadas barrancas y extensas planicies, es sustento de muchas familias, pues se cotiza a buen precio y tiene demanda.

 

Cuando las hojas de estos árboles cambian de color verde al amarillo, es que ya está infestada y sólo sirven para leña.

 

Al respecto los afectados en más de 20 años por esta plaga, señalan que las autoridades no hacen nada al respecto.

 

Hoy, en 2021, sólo quedan unas 10 hectáreas de pino piñonero sanas, lo que ha afectado a los habitantes de esta región, quienes urgen a que haya trabajos fitosanitarios y reforestación.

 

Señalan que en este territorio es necesario que se retome el programa de “Empleo Temporal”, eran jornales que se les pagaba por recolectar semilla para reforestación, trabajos fitosanitarios preventivos y construcción de brechas corta fuego.

 

Hoy existe el programa “Sembrando vida” del gobierno federal, piden se avoque a restaurar todo lo afectado por plagas e incendios forestales.

 

Te puede interesar: Concluye Conagua combates con sus helicópteros en incendios

 

 

jjh