AMANC: 40 años de historias y apoyo a niños con cáncer (VIDEO).

AMANC: 40 años de historias y apoyo a niños con cáncer (VIDEO)

Réplica visitó esta asociación cuya labor ha sido imparable, para conocer un legado que ha creado con el paso del tiempo conciencia social con respecto a esta enfermedad y la necesidad de continuar la lucha, a pesar del dolor, la tristeza y las carencias
0
513

En la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) hay historias dolorosas, pero también de éxito y empatía, a lo largo de 40 años que cumple de intervención por este sector vulnerable.

 

Quiero sostener la mano dentro de ti,
tomar un respiro, eso es verdad.

“Fade into you”-Mazzy Star.

Réplica conversa con Iliana Orea Sánchez, directora de la asociación en Hidalgo, cuya labor abarca 18 años en los que ha visto de todo: tristeza, alegría, desesperación y recuperación.

 

Iliana recuerda un caso en particular, que la marcó para siempre y la obligó a quedarse en esta responsabilidad, pues al principio “quería echar a correr, llorábamos a cada rato”.

 

“Un chiquillo que sería sometido a una cirugía mutilante, tenían que amputarle una pierna. Como psicóloga debía transmitirle la noticia, la que más miedo tenía era yo para decírselo y la respuesta que obtuve me marcó, me comentó: ‘yo soy mucho más que una pierna, que me la quiten, yo quiero estar bien’”.

 

Este niño, por desgracia, no logró curarse, pero al estar con él en sus últimos días, “me dijo que quería ser psicólogo; ‘quiero estudiar psicología por lo que me inspiraste y quiero que me prometas que vas a seguir viendo por los niños con cáncer’”.

 

Entonces ella se quedó.

 

Como esta, son muchas las enseñanzas que deja el contacto diario con estos pacientes y que mueven a todo el personal para nunca darse por vencidos.

La asociación vista por dentro

 

Te miro y no veo nada.
Te miro para ver la verdad.

 

Por los pasillos aparece de pronto un pequeñín, quien mira con curiosidad la cámara de Réplica; sus ojos indagan y brillan al saber que está a punto de recibir un regalo.

 

Porque entre las donaciones también hay juguetes, nuevos incluso, con los que pese a todo el dolor hacen resurgir por momentos las sonrisas.

 

Sus manitas reciben el presente, en el salón que sirve para las tareas y para el divertimento; al fondo una pantalla donde pueden ver series, caricaturas, películas, cuando el estado de salud lo permite.

 

El padre de este chico camina detrás, en su rostro se refleja el cansancio de los días amargos, pero también la esperanza de un positivo porvenir. Vienen de lejos, desde el municipio de Calnali.

 

Al menos aquí tendrán una mano amiga, una cama limpia en una de las 18 habitaciones individuales con que cuenta AMANC Hidalgo para dar albergue.

Otras dos habitaciones comunales también forman parte de este respaldo para quienes menos tienen, para quienes deben pelear todos los días contra el mal.

 

Alimentación, terapias, talleres… un impulso para continuar el largo trecho.

 

En otro punto, cerca del jardín, otra niña camina, acompañada por su madre; delgadita, apenas en pie, salen del comedor rumbo a su habitación para el descanso tras la quimio.

Las gratificaciones

 

Vives tu vida, vas en las sombras,
te desmoronarás y te volverás negro.

 

Muchas personas relacionan al término cáncer con muerte, pero muchos pequeños a lo largo de estos años han superado y vencido esta enfermedad.

 

Esa es una de las gratificaciones más grandes, verlos superar el miedo, la angustia, el dolor, verlos crecer y volver a sus lugares de origen para continuar con sus vidas.

 

“Los niños nos dejan muchas enseñanzas; son unos guerreros increíbles, tienen una fortaleza impresionante y como sociedad debemos apoyar”, considera Iliana.

 

Para esta joven mujer el cáncer es la enfermedad de la pobreza, debido a que los tratamientos resultan incosteables para la mayoría de las familias.

Un poco de historia sobre AMANC

 

Una especie de noche en tu oscuridad,
colorea tus ojos con lo que no hay.

 

1982 marca el nacimiento oficial de AMANC, tras el diagnóstico y fallecimiento por leucemia de un hijo de la fundadora, la señora Guadalupe Alejandre, una mujer ejemplar.

 

Entonces abre el primer albergue en la Ciudad de México, para evitar el abandono de tratamientos por falta de recursos.

 

Para Hidalgo llega en 2003, la sobrepoblación obliga a descentralizar la atención médica de la capital del país hacia organismos como el Hospital del Niño DIF.

 

En ese entonces todavía cada familia tenía que cubrir el costo de los medicamentos.

AMANC busca dotar de todo lo necesario a las familias para afrontar esta enfermedad, con todo lo que implica.

 

El primer albergue en Hidalgo fue abierto en 2008, con apoyo asistencial, para dar hospedaje a todos los papás.

 

“Tenemos niños de todo el estado de Hidalgo y de entidades aledañas como Veracruz, Puebla y el Estado de México, y actualmente hemos apoyado a 691 pacientes”.

 

AMANC Hidalgo trabaja con lineamientos nacionales; sin embargo, cada sede en los estados genera sus propios recursos a través de campañas.

 

El reciclaje, la conciencia y el seguimiento

 

Desvanecerse en ti.
Extraño que nunca supiste.
Desvanecerse en ti.

Empresas recicladoras formaban parte de estos apoyos; mil tapitas equivalían a una quimioterapia, pues los padres de familia debían pagarlas, como ya se dijo arriba.

 

Por lo que ésta fue una de las campañas más fuertes para lograr el respaldo a quienes lo necesitaban en un momento tan difícil.

 

Ahora AMANC continúa con el acopio de diversos materiales para el reciclaje: aluminio, vidrio, PET, cartón, papel y otros para generar recursos y mantener el apoyo que brinda.

 

En el 2008, con la entrada del Seguro Popular, se cubren de manera automática las quimioterapias para todos los niños con cáncer, todo el apoyo oncológico es cubierto por la federación.

 

Pero la gente continuaba llevando sus materiales de reciclaje; es decir, se logró generar una conciencia importante con respecto a esta loable labor.

 

“Continuamos con la campaña de reciclado y comenzamos a convertir la basura en dinero y esos recursos nos permiten seguir brindando el apoyo a los niños”.

 

El vínculo más fuerte de AMANC es con el Hospital del Niño DIF, el único nosocomio del estado que ofrece tratamientos oncológicos infantiles.

 

Desde el instante en que un pequeño paciente es diagnosticado, en automático lo ingresa a AMANC.

 

Hospedaje, alimentación, apoyo económico con pasajes, medicamentos como antibióticos y medicina para el dolor, son parte de los beneficios que ofrece este organismo.

Relaciones gubernamentales

 

Creo que es extraño que nunca supieras.
La luz de un extraño se enciende lentamente.
El corazón de un extraño sin hogar.

 

Sobre la relación y el apoyo gubernamental con que cuenta AMANC Hidalgo, Iliana opina que es necesario hablar también de lo bueno.

 

“A diferencia de otros estados, algo que se escuchó mucho recientemente fue la falta de medicamentos, la verdad es que en Hidalgo no hubo desabasto de quimioterapias, el gobierno se comprometió a costear todo el tratamiento oncológico y para nosotros fue una ayuda muy grande”.

 

En esta transición del gobierno estatal también se ha tenido ya acercamiento y contacto; de acuerdo con la directora, persiste la sensibilidad hacia esta enfermedad, más cuando se trata de niños.

 

Una realidad es que se conjunta la enfermedad con la pobreza, en muchos casos extrema, por lo que las donaciones son parte fundamental del sostenimiento.

 

Ropa, juguetes, despensa… todo aquello que pueda contribuir con la causa, con una lucha que no culmina, pero que representa anhelos, certidumbre y, sobre todo, vida.

 

Las puertas de AMANC permanecen abiertas prácticamente los 365 días del año.

 

“Con todo lo que la gente nos pueda apoyar es bienvenido; nos encontramos a espaldas del Museo El Rehilete, justo a un costado del Banco de Sangre, nuestro teléfono es 7717155410”.

Fotos y video: Leonardo Moreno / Réplica.

Los datos duros:

 

  • El cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en pacientes de cinco a 14 años de edad.
  • Cada 90 minutos se registra un nuevo caso de cáncer infantil.
  • Existen más de 9 mil nuevos casos de cáncer infantil al año.
  • De 18 mil a 23 mil están en tratamiento activo y bajo vigilancia.
  • Por desgracia tres de cada cuatro se detectan en etapas avanzadas.
  • Hay un 56% de sobrevida nacional.
  • AMANC apoya a más de 3 mil pacientes al año, mediante su red nacional conformada por 23 estados y la Ciudad de México.
  • Alrededor de 104 mil familiares son apoyados con acompañamiento integral.
  • 26 mil niñas, niños y adolescentes han sido apoyados por la asociación a nivel nacional desde su fundación.
  • 240 mil pesos es el gasto anual promedio ahorrado a cada familia con este acompañamiento.
  • La tasa de abandono de tratamientos, con respaldo de AMANC, es del 0% en la actualidad.

 

Este reportaje se acompaña de la rola “Fade into you” de la banda estadounidense Mazzy Star; aquí puedes escucharla mientras lees:

 

Para volver a ver: Destaca AMANC acciones a favor de infancia con cáncer