Casa Pädi; las puertas abiertas a las artes, la cultura y el reencuentro (VIDEO).

Casa Pädi; las puertas abiertas a las artes, la cultura y el reencuentro (VIDEO)

De reciente apertura al público, este foro representa ya las ganas de brindar dignidad a la creación artística; no es sólo un espacio para tomar un café y conversar, sino un ejemplo de que los sueños se alcanzan
0
494

Casa Pädi: Bienvenidos sean todos y todas, disfruten este espacio que surge como una apuesta triple: foro escénico, cafetería cooperativa y escuela de artes. En entrevista, Elsa Ángeles revela cómo se crea este espacio y el panorama que enfrentan las casas de cultura ante la falta de regularización adecuada a las necesidades del pago a sus artistas, y los servicios que ofrecen.

 

Yo no nací sin causa,

yo no nací sin fe,

mi corazón pega fuerte para gritar a los que no sienten,

así perseguir a la felicidad.

“Derecho de nacimiento”-Natalia Lafourcade

Elsa Ángeles, defensora de derechos, periodista y promotora cultural, abrió las puertas de la Casa Pädi, espacio edificado desde el amor de familia.

 

Junto con su esposo y sus dos hijos emprendieron este sueño, ante la necesidad de establecer un aparador para el arte y la cultura, que sirviera además como un centro laboral para quienes se dedican a la creación.

 

 

¿Qué es Casa Pädi?

 

Es un derecho de nacimiento,

mira los frutos que dejan los sueños,

en una sola voz, un sentimiento,

y que este grito limpie nuestro viento.

 

Este espacio lleva un nombre que abre la puerta y pone la mesa, para que la población se sienta siempre invitada y acogida.

 

La entrevistada explicó que Casa Pädi surge de la frase: “Mi casa es tu casa”, y esa es la intención, y Pädi es una palabra en hñahñú que se atribuye a “Casa abierta” a la enseñanza.

“Somos una familia donde hay un músico formal, los demás somos muy afectos a la música, mi esposo es un melómano, Micky es baterista, yo estudié ballet en alguna parte de mi vida y es nuestra pasión, pero sobre todo, es una convicción a que el arte salva y que el arte trabajado en lo colectivo puede mostrarte una manera distinta de ver la vida y puede trabajar por la paz”.

 

Este proyecto está diseñado específicamente para ser una escuela de artes, que actualmente tiene una oferta de danza, teatro, música, artes plásticas, idiomas, menstruación digna y otros talleres.

 

Réplica te recomienda: El arte de Fano; cuando la música se vuelve obra y pintura (VIDEO)

 

Foro para el aprendizaje y la enseñanza

 

Además es un foro cultural donde se presentan maestros y alumnos que dan clases en este espacio.

 

Y que también está abierto a otras propuestas de cualquier disciplina y para convertirse en negocio y sea sustentable.

Casa Pädi, un espacio donde convergen las artes, la cultura y la degustación, en Pachuca.

Casa Pädi, un espacio donde convergen las artes, la cultura y la degustación, en Pachuca.

También hay una cafetería que tiene espacio para la cultura, cine, ciencia, y que funciona como cooperativa con cinco jóvenes al frente, quienes buscan generar sus propios ingresos.

 

La Casa Pädi, de reciente apertura, tiene ya una plantilla de 30 colaboradores en diferentes lugares, que le dan vida a este edificio ubicado sobre la avenida principal de la colonia Piracantos, en Pachuca.

 

“Nosotros creemos que a través del arte, aprendemos a ser mejores seres humanos”.
Elsa Ángeles

 

El pago del arte

 

Voy a elevar mi canto para hacerlos despertar,

a los que van dormidos por la vida sin querer mirar,

para que el río no lleve sangre, lleve flores y el mal sanar,

para el espíritu elevar y dejarlo vivir en paz.

 

La cabeza y voz de este espacio cultural, Elsa Ángeles, piensa que uno de los principios que sostiene a Casa Pädi es que se convierte en un centro cultural digno para creadores y promotores del arte y la cultura.

“Estamos pagando de manera digna a las y los creadores y la intención es motivarlos para que se comiencen a pagar su asistencia social, tengan seguro, Infonavit, porque nuestros maestros están en un rango entre 23 y 33 años de edad, justo la edad en la que necesitas decir: voy a hacer algo”.

 

No existe una regulación adecuada para las Casas de Cultura en el estado de Hidalgo, esa es la realidad, afirma Elsa.

 

Tras la pandemia, y ante la necesidad de las nuevas formas de producción, hay más espacios que como este.

 

En ellos se busca un lugar dentro de la economía local; sin embargo, la falta de normatividad tiene un panorama en el que las casas de cultura enfrentan complicaciones para el pago de servicios, impuestos y sueldos.

 

Permisos e intenciones

 

“A cada uno nos están cobrando lo que les da la gana o lo que se les ocurre, nos cobran los permisos que se les ocurren y les dio pánico escénico cuando empezamos a vender alimentos y bebidas”.

 

Explica que el pago de una obra de teatro, o cualquier evento cultural, es complicado para las familias que tienen otras necesidades.

 

Una vez que deciden pagarlo, una parte se debe ir a los servicios del espacio, como agua luz y papel de baño, otra va para sueldos, y otra más para el ayuntamiento.

“Nos cobran como si fuera una feria o como si fuéramos el palenque, es el 10 por ciento por el boletaje y el 10 por ciento por la bebida, entonces lo que queremos decir, a todos los alcaldes y alcaldesas, es que generen una nueva licencia de operación para centros culturales”.

 

Como referencia puso la que opera en la Ciudad de México, para que se sumen mesas de trabajo, que generan una adecuación para que los pagos no ahoguen a estos espacios que en voz de la entrevistada no se comparan con “antros” o cantinas.

 

“Déjenos de cobrar y de mermar a uno de los sectores más raquíticos del país que es el mundo artístico”.

 

Urgencia de dialogar con autoridades

 

La economía que generan los eventos culturales, como los de Casa Pädi, y del impulso que recibirían si los gobiernos permiten que estos espectáculos y actividades tengan cabida en las carteleras de la población.

 

Deben considerar vestuarios, comida, música, construcción y algunos otros, donde los recursos siempre son insuficientes.

 

“No queremos trabajar en la ilegalidad, pero si nos invitan a hacer mesas de trabajo podemos hacer algo muy interesante”.

La Unesco emitió como medida emergente que pare recuperar la industria cultural, los gobiernos suspendan las medias fiscales hasta el rescate de empleos y la recuperación económica de centros culturales.

 

Hasta el momento, México no se ha adherido a ninguna de esas políticas públicas, lamenta la promotora de Casa Pädi.

 

Así pues, este espacio cultural en el cual también se construye el ideal de dignidad para artistas y creadores, espera que las autoridades comprendan su esencia y con ello también participen en dicha edificación.

 

Yo no nací sin causa,

yo no nací sin fe,

mi corazón pega fuerte para gritar a los que no sienten,

así perseguir a la felicidad,

y así perseguir a la felicidad.

 

Si te interesa conocer más sobre este espacio para la cultura y el arte, te dejamos su página oficial: facebook.com/casapadi.

 

Este reportaje se acompaña de la rola “Derecho de nacimiento”, interpretada por la mexicana Natalia Lafourcade; aquí puedes escucharla mientras lees:

 

Por si no la viste: San Gabriel Azteca, la ignorancia que expulsó a todo un panteón en Zempoala (VIDEO)

 

 

jjh