Cómo afecta la pandemia y cómo la enfrentan los comerciantes hidalguenses (VIDEO)

En la entidad el coronavirus representa un cambio de paradigmas para sortear una nueva realidad, luego de permanecer por varios meses con las cortinas bajadas
0
706
comercio, comerciantes, pandemia, hidalguense, Pachuca,

Dinero, dinero,
en mi cabeza constante estás,
dinero, dinero,
compras o vendes con intereses…

Obús

 

Reveló la más reciente encuesta sobre el impacto económico ocasionado por el Covid-19 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) que el 93.2 por ciento (%) de las empresas registró al menos un tipo de afectación, debido a la contingencia sanitaria. La mayor afectación fue la disminución de ingresos, con 91.3%, seguida de la baja demanda que a escala nacional se reportó en 72.6% de las empresas consultadas.

El sondeo del INEGI fuer realizado del 7 de mayo al 12 de junio del presente año, con un tamaño de muestra de 4 mil 920 empresas grandes, así como micro, medianas y pequeñas empresas (Mipymes) con instalaciones fijas y que realizan actividades económicas correspondientes al sector industria (minería, electricidad, suministro de agua y gas, construcción y manufacturas), comercio y servicios (incluidos transportes), pero excluyendo actividades relacionadas con la agricultura, cría y explotación de animales, pesca y acuicultura, y gobierno.

Te puede interesar: Miles de hidalguenses podrían quedar en pobreza extrema, tras pandemia

La mayoría de empresas priorizó el no despido de personal, por sobre la reducción de remuneraciones y/o prestaciones con porcentajes a escala nacional de 19.1 y 15.4%, respectivamente.

Sólo 7.8% obtuvo algún tipo de apoyo, mientras que el resto (92.2%) no recibió ayuda de ninguna índole. La mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas (88.8%) provinieron de los gobiernos (federal, estatal o municipal) y la causa principal para no recibir apoyos fue porque no tenían conocimiento o información al respecto, con 37.4 por ciento.

El estimado sobre los apoyos que las empresas recibieron fue por concepto de transferencia en efectivo (54.3%), aplazamiento de pagos a créditos (11.8%) y acceso a créditos nuevos (8.9 por ciento).

…Construyes, destruyes,
el universo con tu poder,
rehúyes, intuyes,
vientos suaves o de huracán…

Además durante abril de 2020, el 60.2% de las empresas instrumentó acciones operativas, mientras que el 39.8% no lo hizo. La entrega de pedidos a domicilio fue la acción operativa más instrumentada a escala nacional en el mismo periodo por el 45.0% de empresas, seguida de promociones especiales con 33.8%, el trabajo en casa (home office) con 32.6% y ventas por internet, con 29.6 por ciento.

Quizá te interese: Fallece prima de AMLO por coronavirus en Tamaulipas

La mayoría de empresas consideró que una de las políticas más necesarias para apoyarlas en esta pandemia por Covid-19 es el aplazamiento de pagos por servicios, en un 47.0%, la transferencia de efectivo con 41.3% y el acceso a créditos nuevos con 41.0%, entre otras acciones con menor frecuencia.

Otro dato importante de la encuesta fue que poco más de la mitad de empresas instrumentó paros técnicos o cierres temporales como medida de prevención, mientras que 40.4% no lo hizo. Por prioridad económica, las empresas consideradas como esenciales y que tuvieron paros técnicos o cierres temporales de 21 días o más, registraron 41.4% y las no esenciales 50.5%.

…Con el hechizo de tus bienes
has intentado atraparme,
eres como lobo astuto
intentándome atrapar.

REPORTES DE COMERCIANTES EN HIDALGO

Réplica tuvo oportunidad de dialogar con algunos comerciantes hidalguenses, quienes ofrecieron su punto de vista con respecto al tema de las afectaciones económicas, donde el denominador común fue la falta de ingresos y las pérdidas derivadas del cierre obligatorio de negocios.

Muchos de estos comercios, al interior de mercados o en locales de las principales calles cuentan con décadas e incluso generaciones de familias que comparten saberes y el amor por la atención al público.

En algunos casos, como en la venta de comida, tuvieron que reducir al mínimo la producción de alimentos y sobrevivieron gracias a las entregas a domicilio, lo que representó un desafío para quienes no contaban con dicho servicio, por lo que tuvieron que adaptarse a las nuevas necesidades derivadas de la pandemia.

Sólo apenas hace unos días que pudieron reabrir, al pasar del semáforo rojo al naranja, para luego enterarse la semana pasada que Hidalgo volvía a la máxima alerta de riesgo de contagios; sin embargo, también coincidieron estas voces en que no hubo una sola autoridad, al menos no hasta la semana pasada, que les informara al respecto y sobre la posibilidad de volver a bajar las cortinas.

Para algunos patrones sí hubo posibilidad de mantener a sus plantillas laborales, aunque con menores salarios, pues muchas familias dependen de estos locales, donde incluso existen historias de más de 40 años de ofrecer productos a la población hidalguense, pero para otros resultó imposible e inaplazable la bancarrota.

Podría interesarte: «Lady Caguama» (regidora de Morena) podría pagar multa millonaria: Biofutura

Otro punto a destacar es que en dicho regreso, que incluyó atractivas ofertas y promociones con descuentos, se formaron filas donde no hubo cumplimiento de las normas sanitarias, al no respetarse la sana distancia; en otros comercios podía observarse, sobre todo durante los últimos dos fines de semana y en puntos específicos como el centro de Pachuca, cantidades de personas que rebasaban lo recomendado por las autoridades de salud para evitar posibles riesgos.

Con todo y esto, para muchos comerciantes el poder abrir de nueva cuenta, el regresar a sus puestos, al mercado o los tianguis, representó un punto de partida para sortear el nuevo rumbo, uno que permita recuperar lo perdido poco a poco y solventar las deudas que para miles de comerciantes incrementaron durante estos meses de contingencia, sobre todo para aquellos que deben pagar rentas y demás servicios.

El coronavirus vino a cambiar no sólo la perspectiva de la vida, sino además la de hacer negocios, a través del aprovechamiento de herramientas y tecnologías; sin embargo, también llegó para comprobar que el escepticismo sigue siendo uno de los prejuicios más arraigados en la población, pues aún hay mucha gente que se niega a creer en la fatalidad del virus, al uso del cubrebocas e incluso a permanecer en resguardo para evitar el peligro.

Con todo, Hidalgo puja por reintegrarse, por sanar y volver a una normalidad que ya no será la misma, pero en la que todavía cabe la esperanza; el sector económico está dando sus primeros pasos y en esa misma lucha deberán caber todas las familias hidalguenses.

Aquí puedes escuchar las opiniones de algunos comerciantes: