Fototeca Nacional, legado de la historia de México, en Pachuca (VIDEO).

Fototeca Nacional, legado de la historia de México, en Pachuca (VIDEO)

📸 Si no has visitado el Museo de la Fotografía te ofrecemos pormenores de por qué sí vale la pena hacerlo; este espacio resguarda imágenes fundamentales para comprender la evolución de la sociedad mexicana; su subdirector cuenta a Réplica cómo es

Con un legado histórico sin precedentes y tras permanecer cerrada como resultado de la pandemia, la Fototeca Nacional reabre sus puertas al público, así como el Museo de la Fotografía, en Pachuca.

 

Mi vida entre fotografías
se guardan y se olvidan
porque dicen la verdad,
dicen la verdad.

“Fotografía”-Jumbo.

 

Réplica conversa con Arturo Jaramillo, subdirector de la Fototeca Nacional, quien señala la gran riqueza de este espacio, herencia de miradas únicas que supieron captar instantes precisos de la historia de México.

 

1976 fue el año de creación de la Fototeca Nacional, cuando el Gobierno de la República compra el archivo a la familia Casasola.

 

Se trata de una de las colecciones emblemáticas del país, entregada entonces al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su custodia.

Protección, conservación y difusión de materiales, son las tres principales causas del origen de la Fototeca Nacional y en este proceso la digitalización también ha servido mucho.

 

Hoy en día este patrimonio fotográfico supera el millón de piezas y abarca desde el lejano 1847 hasta la primera década del siglo XXI, lo que equivale a más de 160 años de historia viva, concentrados en 48 fondos o colecciones.

 

Te puede interesar: Museo de Miniaturas, un tesoro bien resguardado en Pachuca

 

¿Por qué la capital hidalguense?

 

Alguna vez oí decir
que la vida una película.

El curso de los días lleva a la melancolía
como las olas del mar.

 

Pachuca fue elegida como sede debido a dos factores sustanciales: el primero por ser una ciudad asísmica, y el segundo por la temperatura y el clima que imperan, lo que permite la conservación de dichos acervos.

 

Posteriormente, en la década de los 90 del siglo pasado, abre el Museo de la Fotografía, que representa una de las partes fundamentales de difusión para la Fototeca Nacional.

 

Dicho museo posee cinco núcleos que muestran sólo una parte de la gran riqueza con que cuenta este organismo; es el primer museo de México dedicado enteramente a la fotografía.

 

Su importancia radica en ser la memoria visual de México, al contar con más de 1 millón de piezas fotográficas, divididas en 48 colecciones de diversos procesos históricos que dan testimonio de la vida cotidiana del país, reitera el subdirector.

 

Son pues, los testimonios puros de acontecimientos de gran relevancia para la trascendencia y evolución de la sociedad mexicana.

 

Es un discurso visual que permite la asociación de imágenes de diversas épocas, formatos, técnicas y autores.

 

Todo agrupado en cinco ejes rectores que corresponden a las cinco temáticas que es posible explorar en la fotografía: retrato, testimonio, vida cotidiana, paisaje, y ensayo visual.

¿Quiénes visitan la Fototeca Nacional y su museo?

 

Algunos días se te estiran y atormentan tu armonía,
pero con la calma se van,

y cuando somos fuertes
nos devora el temor de seguir,
cuando soy más débil

así.

 

El público que asiste a este espacio es nutrido y muy variado, proveniente del estado de Hidalgo, de otras entidades de México e inclusive del extranjero, cuyo principal interés es conocer la riqueza visual con que cuenta la Fototeca Nacional.

 

Por lo general acuden investigadores, profesionistas, catedráticos, estudiantes, y personas de a pie interesadas en el quehacer fotográfico.

 

Las muestras del Museo de Fotografía de la Fototeca Nacional son permanentes y con temáticas diversas, aunque no hay una línea cronológica, sino que permiten mostrar el amplio bagaje con que cuenta.

Arturo Jaramillo, subdirector de la Fototeca Nacional, habla sobre la importancia de este espacio para la sociedad mexicana.

Arturo Jaramillo, subdirector de la Fototeca Nacional, habla sobre la importancia de este espacio para la sociedad mexicana.

Los nombres de sus autores también son demasiados y van desde representantes de finales del siglo XIX, hasta fotógrafos contemporáneos y de renombre mundial.

 

“Es una conversación que tiene que ver con distintos autores, es precisamente una de las mayores riquezas de este museo, que se le muestra al público desde diferentes locaciones históricas”.

 

La sala “Nacho López” muestra los legados de fotógrafos contemporáneos, que construyen de igual forma un diálogo a través de los acervos de la Fototeca Nacional.

 

Además el organismo ofrece talleres, mediante el área de Comunicación Educativa, que mantiene contacto permanente con escuelas de niveles primaria, secundaria y media superior.

 

Durante la pandemia tanto la Fototeca Nacional como su museo permanecieron cerrados, pero ahora se retoma su convocatoria, con muy buena respuesta hasta el momento.

 

Herramientas de digitalización para la fotografía

 

El tráfico de la ciudad es la versión moderna
de las estampidas de carácter animal
de carácter animal.

 

“Una parte muy importante de nuestro acervo se encuentra ya disponible a través de la plataforma Mediateca INAH, que resguarda el bagaje de la Fototeca Nacional”.

 

Esta herramienta sirve para la consulta virtual, por lo que cualquier persona puede checar en línea y desde cualquier parte del mundo estos materiales fotográficos.

Todo este material fotográfico también se puede solicitar, a través de un protocolo para su adquisición.

 

Es un proceso simple y sencillo, refiere Arturo, pues sólo hay que enviar una solicitud a la Coordinación Nacional de Asuntos Jurídicos, donde se establece qué imágenes se requieren y cuál será su uso.

 

“Cualquiera puede solicitarlos, pero en ese oficio les pedimos que especifiquen para qué se van a utilizar las imágenes y ya conforme lo que responda Jurídico nosotros les hacemos llegar las imágenes solicitadas”.

 

No hay límites de solicitudes de imágenes, al ser un acervo público y disponible para toda la sociedad y cuyos costos son determinados en función del uso que se dé a estos materiales.

 

La Fototeca Nacional y el Museo de la Fotografía se encuentran en el Exconvento de San Francisco, en la ciudad de Pachuca, con horarios de martes a domingo de 10:00 a 16:00 horas y la entrada es gratuita.

 

Mi vida entre fotografías

se guardan y se olvidan.

 

Este reportaje se acompaña de la rola “Fotografía”, de la banda mexicana Jumbo; aquí puedes escucharla mientras lees:

 

Para volver a ver: La historieta… de mi vida; una charla con Alejandro Rodríguez “Roma” (VIDEO)