La PIBEH vista por dentro; un aniversario inusual (VIDEO)

Cumple la Policía Industrial Bancaria del Estado de Hidalgo 44 años de existencia, con elreto de adaptarse a la pandemia y modificar paradigmas para ser una institución más humana
0
912
Hidalgo, Policía Industrial Bancaria, Omar Fayad, PIBEH, SSPH, Rodrigo León Cerón,

La cabeza de policía, la ve parada en una esquina,
paranoico para cruzar, eso no le da igual…
“Cabeza de policía”
Los Pericos

Sobre la Policía Industrial Bancaria del Estado de Hidalgo (PIBEH), organismo sectorizado a la Secretaría de Seguridad Pública (SSPH), recaen una responsabilidad y un compromiso de peso: cambiar el sentido de los servicios que presta hacia un enfoque más humano y de mayor calidad.

Este es el rumbo que busca desde su llegada a la dirección general Rodrigo León Cerón, quien abrió las puertas del organismo a Réplica para conversar sobre los aciertos, avances y obstáculos de una dependencia que a inicios de este mes cumplió 44 años de existencia.

Más de cuatro décadas se dicen fácil, pero representa un cúmulo de esfuerzos, acciones y estrategias, así como experiencias, algunas dolorosas, para forjar una institución como la que es hoy, con más de 2 mil 300 elementos y 614 servicios activos a lo largo y ancho del territorio estatal.

León Cerón

La PIBEH cumple funciones de seguridad intramuros, en la modalidad de protección, custodia, vigilancia y traslado, desde su creación en 1976 al mando del capitán Alfonso Ivancovichi Shulz, cuando inicia con sólo 12 elementos y seis servicios, responde León Cerón al cuestionarle el surgimiento de la bancaria.

“Yo recibo una institución con casi mil 600 elementos, hoy son más de 2 mil 300, es un logro que hemos podido alcanzar juntos, pero no se podía haber alcanzado sin el apoyo del gobernador, al ser el gobernador que ha traído la mayor cantidad de inversión en la historia del estado para que vengan empresas nacionales y transnacionales para la generación de empleos”, inversión que puede traducirse en patrimonios que arriban a Hidalgo y que requieren del resguardo y la seguridad para que nadie los pueda vulnerar.

La sirena de policía
la escucha de noche y de día,
esperando para escapar,
de aquí hacia otro lugar…

LA PERCEPCIÓN INTERNA Y EXTERNA

Poco se cuenta al exterior de la PIBEH sobre el trato que recibe el personal, uno que busca ser mucho más cordial, que haga sentir a sus elementos en confianza, como parte de una familia que aprende y crece en comunión.

Casi no se dice que adentro, en las instalaciones que este medio pudo recorrer de manera abierta, los policías adscritos cuentan con consultorio médico y dentista, con dormitorios bien equipados y hasta con una peluquería, cuyos servicios son gratuitos para quienes así lo requieren.

Además tienen ya su propio cuarto de control y comunicaciones, mediante el cual reciben y comparten información esencial, a través de videovigilancia y supervisión telefónica, para los diversos servicios que atiende el organismo, amén de contar con la conexión directa, los 365 días del año, con el Centro de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo, Calidad e Inteligencia (C5i) Hidalgo, considerado como uno de los mejores de América Latina y uno de los grandes logros del actual sexenio que encabeza Omar Fayad, que representa uno de los mejores atractivos para el incremento de servicios, sin contar sus oficinas regionales.

Policía Bancaria

Capacitación en el manejo de armas. Foto: Réplica

En la gestión de León Cerón también fueron habilitados nuevos espacios para la corporación, que hoy cuenta incluso con una sala de exdirectores, un auditorio donde los elementos reciben capacitación en diversos temas, como el manejo adecuado de armas que este medio atestiguó, por parte de expertos, así como otros talleres, cursos y capacitaciones que tienen como fin una mejor formación profesional, en la que hace años no se pensaba ni existía. Hoy sus policías también pueden culminar estudios superiores, mediante los convenios signados para Licenciaturas en Derecho o
Criminología.

De dónde vienen, ella pregunta todo el tiempo,
de dónde vienen.
Las veredas están vacías, los ojos inquietos miran,
el silencio se hace notar, listo para escapar…

CASOS DE ÉXITO EN LA PIBEH

María Claudia Guerrero Hernández es una de las tantas policías que prestan servicios en la corporación, está adscrita al rubro de Tercera Edad, cumplió cinco años dentro de la PIBEH y afirma que para ella formar parte de esta institución representó un avance importante pues pudo concluir primero sus estudios de preparatoria, gracias a un convenio con Cetec, para posteriormente ingresar a la carrera de Derecho, la cual terminó
en enero de este año.

“Mi hijo estaba por concluir el bachillerato cuando yo me inscribí a la prepa; fueron gastos, sacar adelante a mi hijo sola, porque yo me acababa de separar, no fue fácil trabajar y estudiar, esa fue mi decisión, concluir mis estudios”, narra Claudia con una mirada de orgullo que se desborda por encima de su cubrebocas.

A esta mujer también le ha tocado estar cerca del peligro, respirar el miedo, con asaltos y con ciertas reacciones por parte de un sector de la población que sigue desafiando a la autoridad, una sociedad que mira con recelo a quienes portan con humildad el uniforme para proteger, en la medida de sus posibilidades, lo que ni siquiera es suyo; una mujer de tantas que conocen los rostros del estrés, de la angustia, pero también el del agradecimiento.

Violencia, mala economía, la pandemia… otros muchos factores ligados a la inseguridad que no alcanza a computar María por el tiempo, porque debe volver a su labor, toca vivirlos y enfrentarlos en el día a día, pero es la profesión que escogió y donde “las mujeres tenemos el mismo nivel que un hombre, en el sentido del trabajo”; equidad, igualdad, paridad… como la llaman los especialistas en género… hasta para el riesgo.

“Nos casamos con la corporación, hay que dar el 100 por ciento”, no es sólo ponerse un uniforme, portar un arma y cubrir un lugar porque sí, advierte María Claudia, aquí hay que hacer las cosas de corazón, insiste al compartir su pasión por las siglas y el escudo que lleva sobre su chaleco, a la altura de su pecho.

UNA CERTIFICACIÓN QUE NO SE LOGRARÁ… ESTE AÑO

Otro de los procesos en puerta para la PIBEH es cumplir todas las medidas y estándares de control de calidad que representa la certificación ISO:9000, en la cual se encuentra y que no alcanzará como resultado de la pandemia de Covid-19, que ha afectado también a la corporación.

Policía Bancaria ha crecido en lo que va de la administración de Fayad

“Nos pega en el tema económico, en el cuidado del gasto público, con la compra de insumos que no estaban contemplados, con la adquisición de medicamentos y hasta vitaminas para proteger a nuestros elementos”, revela el director general y asume que dicha certificación tendrá que esperar, por lo menos hasta el siguiente año debido a dichas condiciones.

La meta es lograr una corporación más humana, con un mayor sentido social, de respeto y de calidad en el papel que desempeña como guardiana de patrimonios ajenos; “la idea es esa, que haya gente debidamente capacitada, certificada y con todos los estándares ideales de calidad”.

Perdido va el perseguido, instante de lucha constante,
peligroso en camino va, inquieto al caminar…

UNA ANÉCDOTA DE TRENES

Cuenta otro elemento de la dependencia que uno de los servicios más importantes que cubre hoy en día la Policía Industrial Bancaria es a Ferrosur (Ferromex), cuyas vías y trenes de carga cruzan aún el territorio hidalguense en su camino hacia Chiapas y donde los atracos a vagones con diversas mercancías eran más que comunes.

Había una empresa en particular, dedicada a la fabricación de productos de plástico, que enviaba a través de Ferromex su materia prima, la cual era saqueada por ladrones; “se montaban al tren en movimiento y llenaban costales con el producto, que luego iban tirando y que recogían en camionetas, hoy ya no es así porque la policía industrial acompaña el recorrido y este servicio es de los más importantes no sólo por todo lo que representa ese esfuerzo, sino porque logró reducirse a cero el número de robos a esta empresa”, al menos en su paso por Hidalgo.

De dónde vienen, ella pregunta todo el tiempo,
de dónde vienen.
Corre, corre, corre,
corre, corre, corre.

TRAGOS AMARGOS

Desde la llegada de Rodrigo León a la dirección de la PIBEH tres elementos tomaron la decisión de quitarse la vida, uno hace sólo unas semanas con su propia arma de cargo y mientras estaba en servicio; cuestionado sobre el tema, el servidor público afirma que es un problema presente, lamentablemente, en cualquier empresa; sin embargo, se reforzaron las pláticas, los cursos y el diálogo con los compañeros, a través de la SSPH y en cuanto a los exámenes de control y confianza para identificar y evitar este tipo de situaciones.

Monitoreo permanente

“Hoy trabajamos por visitar servicios de manera nocturna, diurna y en distintos horarios, con el objeto de ubicar y saludar a los elementos, saber que no tengan ningún problema, independientemente de lo que hace su comandante y su supervisor… lo más importante es la vida”.

LA INDUSTRIAL BANCARIA ESTÁ CONTRATANDO

Réplica también testificó la presencia de candidatos a ingresar a esta corporación, quienes realizaban un examen de aptitudes, hombres y mujeres interesados en formar parte; “somos un nicho de oportunidades para cuidar empresas, negocios, comercios, personas, escuelas, fraccionamientos, en fin, y hay una convocatoria abierta para quienes
tienen inquietud de hacer equipo con nosotros”, con disponibilidad de alrededor de 30 plazas para los interesados que deben cubrir ciertos requisitos, indica León Cerón.

DATO

Algunos de los servicios más representativos de la Policía Industrial Bancaria en Hidalgo son:

  • Plaza Galerías
  • Plaza Explanada Pachuca
  • Ferrosur (en Ciudad Sahagún)
  • Cooperativa Cruz Azul (en Tula)
  • Coca-Cola
  • Enyi (en Emiliano Zapata)
  • Grupo Modelo
  • Envases Universales (complejo Platah)
  • Grupo Ilusión (en Tizayuca)
  • Cementos Fortaleza (en Atotonilco de Tula)
  • Compañía Minera Autlán (Lolotla)