La poesía hidalguense en cuatro movimientos; el viaje que somos (VIDEO).

La poesía hidalguense en cuatro movimientos; el viaje que somos (VIDEO)

Perspectivas distintas pero confluyentes en el lenguaje, en el poema, estos literatos comparten con Réplica su visión del mundo, la necesidad de interpretar, pero sobre todo de transmitir impulsos mediante la palabra
0
112

La poesía, al igual que las demás artes, es una especie de estatua que lucha contra la fragilidad del tiempo, contra lo que instante a instante desaparece, y su significado es la permanencia… decía Alí Chumacero al describirla.

 

Radio, transmisión en vivo,
escucha el silencio, déjalo sonar.
“Transmission”-Joy Division.

 

Muchas, tantas quizá como las naciones, son las voces que a lo largo de los siglos han tratado de definir a la poesía.

 

Poetas y poetisas; sin embargo, están más preocupados y ocupados en darle vida y sentido a la palabra.

 

Para estos hidalguenses que hoy dialogan con Réplica existe la coincidencia: interpretación, reinterpretación, de las cosas del mundo.

 

Y aunque no están todas o todos los que deberían estar, de aquí podemos partir al viaje por la poética, poesía presente en Hidalgo.

 

Si bien hay mucho por decir sobre el tema, estas entrevistas conforman y confirman de manera breve distintas concepciones del mundo entrelazadas por las vivencias.

 

A su modo, cada poeta nutre y se nutre del lenguaje, la palabra es un ente vivo que va dando forma al poema.

 

 

Puedes leer: Las posibilidades del odio: Martín Rangel, traducido

 

Martín Rangel

 

Ojos, lentes grises oscuros asustados del sol
nos lo pasaríamos bien viviendo en la noche.

 

Este joven artista considera que, en efecto, la poesía es una amplia posibilidad del lenguaje, “juega con él (con el lenguaje) e incluso nos cuestiona la manera en la que lo utilizamos”.

 

El presente es un tiempo adecuado, dice Martín, ahora hay una diversidad muy interesante, mezclas de otras artes con la poesía, lo que aviva este espíritu de trascendencia desde Hidalgo.

 

Las editoriales independientes, los proyectos autogestivos, son también factor importante y creciente para las nuevas voces con las que hoy cuenta el estado.

 

Martín Rangel, desde sus amplias posibilidades, buen conocedor de la palabra, lleva su obra a otras latitudes, pues ya es traducido a otros idiomas.

 

Con ello estamos obligados a hablar de la importancia que ya tiene la poesía hidalguense; cruzar esos puentes no es cuestión sencilla.

Martín Rangel es otro de los poetas de Hidalgo que ha logrado la traducción de su obra al inglés.

Martín Rangel es otro de los poetas de Hidalgo que ha logrado la traducción de su obra al inglés.

Por otra parte, es mucho más visible la relación que ahora guarda el poema con las nuevas tecnologías, gracias a internet se tiene el chance de llegar a más audiencias.

 

Pero no sólo eso, para Martín las redes sociales, esos mundos virtuales forman parte de las nuevas temáticas con las cuales se construye ahora el poema.

 

La poesía bebe de lo cotidiano, y sin duda el encierro, la pandemia, las comunicaciones han cambiado la forma de hacer poesía.

 

“Leer te abre canales de pensamiento que de otra manera no sería posible; leer nos acerca más con nuestra humanidad y desde luego sus puntos álgidos y también con lo más terrible y oscuro”.

 

Ésta, por supuesto, es otra probabilidad de la poesía.

 

Jorge Padilla

 

Dejando a la destrucción ciega, esperando nuestra vista
continuaríamos como si nada estuviera mal.

 

Inclasificable por su forma de ser y de contar, por su manera de ver y replicar desde sus cuadernos la vida, lo tangible, lo imposible; este autor amalgama dolor y sentido del humor.

 

Porque sí hay cabida en el poema para ello, y para muchas otras cosas.

 

“La poesía es expresar lo cotidiano a un mundo casi sublime, etéreo, es un lenguaje para hacer sentir y transmitir emociones variadas: enojo, pasión, alegría, coraje, tristeza, miedo”.

 

Para Jorge Padilla la clave es la transformación y en esta transición llegan muchas voces nuevas, al igual que ideas y enfoques no sólo del universo sino del poema en sí.

Jorge Padilla, poesía sincera y con raíces en el diario acontecer.

Jorge Padilla, poesía sin pretensiones con inspiración en las calles y en la vida diaria.

Hubo un estancamiento y sólo apenas en los últimos años, tras una “cosecha de poetas muy escasa”, la juventud está leyendo y escribiendo.

 

Las redes sociales, coincide el pachuqueño, ofrecen nuevas oportunidades para expresarse, “lo cual no nos vuelve ni escritores ni poetas”.

 

Pero mediante talleres y oportunidades que brinda el internet han empezado a estructurar y a hacer poesía y hoy salen a la luz.

 

Los tópicos comunes de Jorge Padilla son la soledad, la muerte, el país, el entorno, la crítica social, la familia, el amor, el romanticismo y la lejanía.

 

¿La pandemia como argumento?

 

Esconderme de estos días, nos quedamos solos,
permanecer en el mismo lugar,

simplemente permanecer fuera del tiempo.

 

Pero el Covid-19 ha sembrado de igual forma ciertas semillas que pueden fructificar en la palabra; eso y las relaciones a distancia.

 

Padilla es un poeta mortificado porque su poesía sea más digerible, que la audiencia comprenda lo que se le está diciendo o leyendo, aunque procura utilizar alguna palabra rimbombante o nueva.

 

Ser un poeta enciclopédico no deja buenas experiencias, porque lo que se busca es llegar y dejar un mensaje que supere la barrera del tiempo.

 

Con 23 años de trayecto, este hidalguense ha logrado superar las fronteras y hoy sus palabras tienen eco en otras entidades del país, a donde viaja regularmente para acompañar a trovadores.

 

Daniel Fragoso

 

Tocando desde la distancia,

más lejos todo el tiempo.

Baila, baila, baila, baila, baila, a la radio.

Su labor en el gobierno federal, como servidor público, no impide a Daniel Fragoso continuar en el camino de las letras.

 

Con varios libros publicados a cuestas entiende a la poesía y a sus hacedores como ese cúmulo de experiencias enriquecedoras.

 

Empero hay que escribir con un compromiso real, no sólo estético, sobre el país que hemos construido y que nos han heredado.

Daniel Fragoso, ser funcionario de gobierno no impide mantener el amor por las letras.

Daniel Fragoso, ser funcionario de gobierno no impide mantener el amor por las letras.

Para Daniel el poeta tiene diversas formas de interpretar la vida; por ello el poeta puede ser ingeniero, un especialista en filología, un cartero… o incluso (como el mismo) un funcionario de gobierno.

 

La calle está llena de poetas, estima Fragoso, pues hasta los que escriben para el género musical “regional mexicano” poseen una métrica, que inclusive en algunos casos rebasa a los literatos de relumbrón.

 

“La literatura es la única forma de salvarnos de la barbarie, lo que ha sobrevivido al paso de los tiempos ha sido la literatura y desde luego la poesía, como el género más antiguo que existe”.

 

La poesía, a través de esas interpretaciones, crea o recrea mundos o situaciones.

 

Está muy entronizada la idea de que el poeta es un hombre con saco y coderas de piel y que está martirizado por el planeta; ese es un tema que ya no corresponde al siglo XXI, afirma Daniel.

 

Hoy, en resumen, hay muchas más formas de hacer poesía en el mundo y en ellas los hidalguenses vienen haciendo cosas muy interesantes desde hace dos décadas, con muchos frutos.

 

Jorge Contreras

 

Bueno, podría llamar cuando las cosas se pongan difíciles,
las cosas que hemos aprendido ya no son suficientes.

 

Un pensamiento crítico, mordaz, con un sentido de la estética elevado, las palabras de Jorge Contreras, originario de Tizayuca, continúan el viaje hacia otros confines del orbe.

 

Traductor, editor, promotor de la cultura, este hidalguense es probablemente uno de los que más trabajo físico ha empeñado por la poesía y sus creadores en Hidalgo.

 

El simbolismo como abrevadero del cual siempre hay que beber, redondea la contemplación de Jorge sobre la poética.

 

Pero el fenómeno de la poesía hidalguense vive desde hace mucho tiempo una regionalización que no termina de integrarse a lo nacional y, bajo algunas excepciones, a lo internacional, sostiene.

 

Esto quiere decir que hay mucho sucediendo en territorios como Pachuca, donde prevalece la efervescencia literaria y editorial.

Jorge Contreras, la lucha constante por promover la literatura hidalguense.

Jorge Contreras, la lucha constante por promover la literatura hidalguense.

“Hace falta que más escritores hidalguenses den el salto hacia lo internacional, hacia la traducción a otros idiomas”.

 

Otra idea a discurrir está en el hecho de si el poeta nace o se hace, con casos muy particulares donde poetas analfabetas (que no saben escribir) dictan sus poemas.

 

“Hay una estigmatización de que el poeta es un ser muy culto, pero creo que más que culto es alguien muy sensible para traducir lo que sucede tanto dentro como fuera”.

 

La poesía es una revelación, una dimensión del entendimiento que no está supeditada a la literatura.

 

La poesía está más allá de la literatura y por eso puede estar, cohabitar, en cualquier arte, incluso en lo cotidiano, opina Jorge.

 

Las otras voces

 

Sin idioma, sólo sonido, eso es todo lo que necesitamos saber
para sincronizar el amor al ritmo del espectáculo.

 

América Femat, Juan Carlos Hidalgo, Claudia Sandoval, Danhia Montes, Diego José, Ramsés Salanueva, Rubén Gil, Llallalí Hernández, Ma. Isabel Pérez…

 

Un largo etcétera que no tendría cabida aquí, por fortuna, integra la lista de hombres y mujeres que ponen hoy el nombre de Hidalgo muy en alto, incluso desde las otras dimensiones que habitan quienes ya partieron.

 

Por estas y muchas razones más habría que empaparnos de poesía, porque ésta es viaje, llegada, encuentro; un campo fértil donde la palabra crece desde una raíz evocativa.

 

Y no es para nadie secreto que el tiempo transforma, vuelve polvo los cuerpos, pero el soplo de la poesía vence además toda muerte, la putrefacción.

 

Los más arriesgados son los poetas, pero aquellos poetas cuyo canto vuelve nuestra desprotección hacia lo abierto; expresa Heidegger.

 

Qué riesgo de contagio estará presente en la poesía, que tarde o temprano termina por infectar a quienes la leen; qué riesgo de trascender la extinción para quien la escribe.

 

Porque, qué otra cosa que no sea vida puede ser la poesía-el poema, viaducto entre la carne y el alma; comunicación, creación… transmisión de la gran radio siempre encendida llamada UNIVERSO.

 

 

Y podríamos bailar.

Baila, baila, baila, baila, baila, a la radio.

 

Este reportaje se acompaña de la rola “Transmission”, de la banda británica Joy Division, aquí la puedes escuchar mientras lees:

 

Para volver a ver: Las mujeres en la poesía; desde las entrañas de Claudia Sandoval (VIDEO)