Museo de Miniaturas, un tesoro bien resguardado en Pachuca.

Museo de Miniaturas, un tesoro bien resguardado en Pachuca

🐲 Un dragón flanquea el sitio; guardián de colecciones sin comparación, a la espera de visitantes, menores o adultos que puedan compartir el sueño, el juego y las ganas de imaginar
0
1653

Entre los altos muros del castillo ellos y ellas sueñan; aguardan pacientemente la noche, para moverse bajo la luz que proyecta la luna… muñecos, muñecas, todas las formas y colores, reunidas en este museo de miniaturas.

 

Los muñecos despertaron
para bajar a jugar,
planeando cosas perversas
para a Raquel asustar.

“Los Muñecos”-Fobia.

 

El Museo de Miniaturas Castillo de Dragones, en Pachuca, resguarda desde hace algunos años el que quizá sea uno de los mayores tesoros no sólo de la capital sino de todo el estado.

 

Una colección que comenzó hace 30 años, de acuerdo con lo que explica Álvaro Bardales a Réplica, cuando su padre, contador de profesión, sintió la necesidad de contar historias.

 

Pero de una forma como nadie lo ha hecho en Hidalgo, pues su museo alberga miles de objetos, arte a fin de cuentas, que conecta de manera inmediata con la memoria.

 

Museo de Miniaturas Castillo de Dragones en Pachuca.

El Museo de Miniaturas Castillo de Dragones alberga miles de figuras en invaluable colección. Fotos/Video: Leonardo Moreno.

 

Cuando uno traspasa los altos muros del castillo vuelve a ser niño, la emoción embarga, los ojos viajan para deleitarse entre las formas, las vestimentas; escenarios que cuentan también sus propias historias.

 

Tal vez los dioramas (más de 150), especie de maquetas con formas humanas, animales, de vehículos (sobre todo trenes), y de seres fantásticos, son las que más atraen, sin duda.

 

En ellos perviven toda clase de entes mágicos en armonía, construyendo mundos, universos donde no existe el tiempo ni la distancia.

 

UN MUSEO CON FORMA DE CASTILLO

 

Raquel no seas tan juiciosa,
poco te puede pasar,
desde la cuna te vimos
empezar a caminar.

 

Álvaro cuenta que su padre tuvo siempre muy clara la idea de tener un espacio para sus colecciones, por lo que el deseo de construir un castillo siempre estuvo presente.

 

Dale clic para ver la entrevista con el gerente del Museo de Miniaturas:

 

El Museo de Miniaturas Castillo de Dragones, como fue bautizado por el señor Bardales, fue inaugurado en julio de 2018 y desde entonces edifica aventuras y anhelos.

 

“El día que abrimos, mi papá estaba tan nervioso y estresado que no pudo salir y tuve que aventarme la explicación yo”, asevera Álvaro al exponer lo que significó esta apertura.

 

Un amigo de su padre vino directamente desde España, para realizar el diseño del castillo y llevarlo a cabo; la construcción tardó alrededor de seis meses.

 

El castillo fue diseñado por arquitecto español.

Este castillo fue diseñado por un arquitecto español y cuenta con su propio dragón guardián.

 

Cada piso de este museo posee sus propios tesoros, autómatas, figuras de acción, soldados, personajes de caricaturas y hasta de películas, dan vida a este sitio, ubicado en Pachuca.

 

Te puede interesar: Ojo Rojo… merecido tributo a Toño Sánchez y Las Ánimas del Cuarto Obscuro

 

NUEVA VISIÓN PARA EL SITIO

 

Bajen las cortinas de la habitación,
vamos a meternos en su camisón,
vamos a cantarle su canción de cuna,

que siga soñando que aquí está segura.

 

Al asumir la gerencia, Álvaro se ha encargado de darle un nuevo rostro al museo de miniaturas, y esa evolución es notable.

 

Pero requiere de mucho esfuerzo, reconoce el joven administrador, pues sólo para la limpieza su personal dedica cuatro días de la semana.

 

El polvo de los terrenos baldíos alrededor es una pesadilla, todo lo invade, pero el cuidado y esmero también llega a cada rincón.

 

Museo de Miniaturas debe ser limpiado casi todos los días.

Cuenta este museo con otros atractivos, diseñados para toda la familia, de acuerdo con su gerente Álvaro Bardales.

 

Además ahora pueden encontrarse otras actividades, cada primer domingo de mes, el Museo de Miniaturas Castillo de Dragones alberga también encuentros medievales.

 

Combates, vendimias, cánticos y danzas relacionadas con una época digna de admirarse cobran vida; grandes y chicos disfrutan de estas recreaciones que incluyen la renta de disfraces.

 

Como puede verse este castillo lleno de vida, hoy presenta una nueva visión, no sólo de lo que ofrece en sí como legado tangible, sino con la experiencia de Álvaro, quien pretende llevarlo a otro nivel.

 

LAS POSESIONES

 

…No muevan tanto la cama,
Raquel puede despertar,
y esperar hasta mañana,
para volver a jugar.

 

Entre bromas le pregunto si no le han tocado hechos paranormales, pues es sabida la asociación de ciertas muñecas con “los espíritus”, pero Álvaro afirma que no.

 

“Los muñecos absorben las buenas vibras y te retribuyen cuando lo necesitas, cuando te sientes mal”, responde ante la posibilidad del bien y el mal contenido en estos seres.

 

Muñecas asociadas con el mal o los espíritus.

Pese a que suelen asociarse algunas muñecas con el mal o con los espíritus, nunca han sucedido cosas raras en este sitio.

 

Pero lo que sí es cierto es que a este museo de miniaturas hay que acudir con tiempo y disposición para observarlo todo, o incluso planificar varias visitas, para poder apreciar su magnitud.

 

Todo un universo de atractivos, una galería de espejos que rinde tributo a lo mejor de toda infancia.

 

Las minas hidalguenses, los oficios, los viajes, la cultura de los pueblos más variados y sus juguetes, tienen cabida como posesiones en este lugar, para el deleite de sus visitantes.

 

El juego como motor, un divertimento que va mucho más allá del arte objeto; piezas únicas e irrepetibles que, en algún momento, fueron protagonistas de viajes en la mente infantil.

 

Hoy todo esto y más puede y debe apreciarse en este museo; abierto de martes a domingo de 11 a 18:30 horas.

 

Ubicado en avenida Álamo número 700, en la colonia El Tezontle, a unos pasos del bulevar Ramón G. Bonfil y con un costo de entrada de tan sólo 40 pesos por persona.

 

Cuando uno abandona los altos muros del castillo sólo queda el deleite y las ganas de volver muy pronto.

 

Mientras tanto, un robusto dragón custodia con su fuego abrasador la inmensa colección sin parangones y, por supuesto, su castillo.

 

Para volver a leer: El camino del tatuaje: arte, oficio y ritual que requiere sobriedad (VIDEO)

 

Este reportaje está acompañado de la rola “Los Muñecos”, de la banda Fobia; aquí puedes escucharla mientras lees: