Prismas Basálticos, la naturaleza en Hidalgo que maravilla al mundo.

Prismas Basálticos, la naturaleza en Hidalgo que maravilla al mundo (VIDEO)

Estas majestuosas formaciones rocosas “viven” desde hace millones de años como testigos mudos del paso del tiempo, entre manantiales que alimentan a la vegetación de Huasca y como patrimonio natural internacional
0
898

Soberbios y únicos, inigualables y esplendorosos, así lucen desde el comienzo de los tiempos los Prismas Basálticos con que cuenta el estado de Hidalgo.

 

…Y tras el rayo

mi visión se transformó
en prisma.

“Prisma” – La Barranca.

 

La historia de los Prismas Basálticos de Hidalgo es tan antigua como la de la propia Tierra; una formación natural a partir de lava volcánica que hoy representa uno de los atractivos más importantes del estado.

 

Aunque mucho se ha contado ya sobre esta formación, que forma parte de las 13 maravillas naturales de México, Réplica viajó hasta el municipio de Huasca para aprender un poco más sobre el tema.

 

Iván Moncayo Gama, representante del Centro Turístico Prismas Basálticos, señala en entrevista que este tesoro natural de Hidalgo tiene millones de años.

 

Aquí puedes ver la entrevista con Iván, sobre los Prismas Basálticos:

 

Pero se atribuye al explorador Alexander von Humboldt el descubrimiento de este portento de la naturaleza, durante su paso por la entidad.

 

Iván confirma que los Prismas Basálticos son unas columnas geométricas de basalto, que flanquean las paredes de la barranca de Santa María Regla, con cuatro cascadas alimentadas por la presa de San Antonio Regla.

 

 

Llegar hasta este paraje toma sólo unos minutos desde la ciudad de Pachuca, acompañados por la vegetación y paisajes a lo largo de la carretera; alrededor de una hora y media desde la Ciudad de México.

 

Como centro turístico, los Prismas Basálticos surgen a finales de la década de los 70 del siglo pasado, cuando un grupo de ejidatarios toma la decisión de unirse y formalizarse de manera legal para tales fines.

 

APOYOS, CAPACITACIÓN Y RETOS EN PRISMAS BASÁLTICOS

 

La noche cerrada del desierto
muestra su resplandor,
esmeraldas que brillan frente a tus ojos
con una luz interior.

 

Gobierno del estado también ha tenido que ver en el proceso de crecimiento y actualización, mediante orientaciones, cursos y apoyos diversos a favor de este complejo.

 

Gracias a la Unesco este espacio cuenta ya con nombramiento y reconocimiento a escala mundial, como parte del Geoparque Comarca Minera, como patrimonio geológico de importancia internacional.

 

Esta idea conjunta la riqueza natural y cultural con el desarrollo sostenible de los pueblos y comunidades locales, así como programas de orden científico y educativo, las ciencias y el medio ambiente.

 

Cuando uno acude a los Prismas Basálticos contempla la historia viva y silenciosa de rocas, cuerpos de agua y vegetación única en su tipo; millones de años en un solo espacio vital.

 

Hoy, después de años de esfuerzos conjuntos entre autoridades y población, los Prismas Basálticos representan uno de los más grandes atractivos turísticos de Hidalgo.

 

La capacitación es otra constante para quienes forman parte de este centro turístico, que a la fecha ofrece una amplia gama de servicios como baños, tiendas, restaurantes, albercas, tirolesas y, sobre todo, seguridad para sus visitantes.

 

Puente colgante, cabañas, recorridos en lancha o a caballo, son de igual forma parte crucial de los encantos con que cuenta este indescriptible parque, con precios accesibles a los bolsillos de las personas.

 

Variados y atractivos son los servicios que presta el Centro Turístico Prismas Basálticos en el municipio de Huasca.

Variados y atractivos son los servicios que presta el Centro Turístico Prismas Basálticos en  Huasca. Fotos/Video: Leonardo Moreno/Réplica.

 

COMPETENCIA Y PANDEMIA

 

En el atrio del templo de San Francisco
surge una revelación,
un arcángel escribe sobre el muro:
“Hay un cambio en los planes de Dios”.

 

El nivel competitivo de quienes administran el Centro Turístico Prismas Basálticos busca igualarse, en materia de prestación de servicios y mantenimiento, al de las Cataratas del Niágara, expone Iván Moncayo.

 

“Porque son de la misma magnitud en la naturaleza, no somos un parque temático creado por el hombre, por lo que se prioriza su cuidado y no dañar la barranca”.

 

La pandemia, como a todos los comercios y poblaciones, dejó secuelas que aún no logran repararse, pues para todos representó una crisis económica que, por fortuna, este centro ha podido solventar por su salud financiera.

 

“Sí fue triste porque ya llevábamos una afluencia, una carga turística muy fuerte porque ya teníamos nuestros calendarios, nuestras temporadas y no se ha recuperado ni a un 10 por ciento”.

 

Para contrarrestar esta situación tuvieron que mejorar los precios, así como el tema de la sanidad para garantizar en lo posible que no haya contagios Covid-19 entre sus visitantes y el personal.

 

Gigantes de roca, amos de la naturaleza, que permanecen en su sitio, como testimonio absoluto y magnánimo de lo que brinda la naturaleza, los Prismas Basálticos esperan siempre con los brazos abiertos.

 

Horarios de lunes a domingo de nueve de la mañana a siete de la tarde y con un porcentaje al 30 por ciento, con todas las medidas de bioseguridad establecidas por las autoridades.

 

En el aire palpita como un latido,
ondulan los rayos del sol,
penetrando en las grietas de los sentidos,
así se presenta el amor.

 

Este reportaje se acompaña de la rola “Prisma”, de la banda La Barranca; aquí la puedes escuchar mientras lees: