Quemados por el trabajo; síndrome de burnout durante la pandemia (VIDEO)

⚠ ¿Cómo te sientes, con qué tanto agotamiento? Especialistas y trabajadores hablan sobre un tema que debe abordarse antes de que genere peores consecuencias en la salud mental, en medio de un complicado escenario que “nos quema” a todos.
0
587
Quemados por el trabajo; síndrome de burnout durante la pandemia.

Con más de un año y medio de pandemia, el cansancio, la fatiga, y el desgaste son el día a día en las personas. Especialistas hablan del denominado síndrome de burnout (quemados), una condición en la que el individuo sobrepasa su propio agotamiento.

 

Por la mañana yo me levanto,
no me dan ganas de ir a trabajar,
subo a la combi voy observando,
que toda la gente comienza a pasar.

“La Carencia”-Panteón Rococó.

 

El personal de salud de primera línea de atención Covid-19 ha enfrentado agresiones, falta de insumos.

 

Una situación mundial de caos, contagios, muertes, miedo y su propio desgaste, al verse obligado a seguir trabajando a pesar de que su mente y su cuerpo ya no rinden.

 

Personal de salud en Hidalgo, uno de los más afectados por el burnout.

Personal de salud en Hidalgo, uno de los más afectados por el burnout; cansancio que sigue debido a la pandemia.

 

Sergio Barrera es un ejemplo de esto, él trabaja en el triage de vías respiratorias en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); es decir, la emergencia de Covid-19.

 

En entrevista para Réplica, Sergio narró que desde el inicio quienes trabajan en los hospitales enfrentaron un panorama adverso.

 

No sólo porque se avecinaba una enfermedad desconocida, sino porque además no había una infraestructura que garantizara la mejor atención.

 

Además, la enfermedad requería horas de estudio y actualización constante y en el tiempo mínimo para hacerlo.

 

Por lo que además de las largas jornadas, cuando terminaban debían estudiar la enfermedad, los estudios que eran públicos y hacer un tratamiento para cada paciente.

 

QUEMADOS POR CASOS Y MUERTES

 

Por la avenida va circulando
el alma obrera de mi ciudad,
gente que siempre está trabajando
y su descanso lo ocupa pa’ soñar.

 

Todo mientras en Hidalgo se acumulan ya más de 42 mil casos positivos y 6 mil 250 muertes por esta enfermedad, lo que suma al burnout.

 

Explicó que el estrés, la presión y el desgaste se hicieron presentes en su vida, porque además no había tiempo libre para bajar la tensión.

 

“A nosotros nos apasiona nuestra profesión y a veces por eso tenemos dos o tres trabajos, por eso y por la economía”.

 

Con una sobrecarga de trabajo (que también alimenta al burnout), el mismo personal comenzó a desgastarse.

 

Aquí puedes ver las entrevistas sobre el burnout en Hidalgo:

 

De las mismas instituciones canalizaron a trabajadores para una cita que atendiera su salud mental, antes de que las afectaciones se volvieran crónicas.

 

“Yo cuento en mi familia con profesionales de la salud mental que me dijeron, oye es necesario que vayas a terapia, pero mi caso no es el común, sobre todo porque nos cuesta mucho trabajo ir con otro doctor y sobre todo si es sobre las emociones”.

 

Además la propia enfermedad consumió sus reservas de energía, recibió agresiones de familiares.

 

“Lo entiendo pero no lo justifico”, si bien comprende que en el momento todos tenían mucha presión, pidió que la población también empatize con el momento que ellos mismos viven, porque además existe el miedo a contagiarse y contagiar a sus familias.

 

También puedes leer: Estrés, cansancio y desinterés ante sistema escolar virtual con pandemia

 

PUNTO DE QUIEBRE PARA PERSONAL DE SALUD

 

Pa’ soñar carnal,

después de ocho horas de andar laborando
desesperanza se siente en el hogar,
pues con la friega que hay a diario,
ya no alcanza pa’ progresar.

El punto más álgido fue cuando se desbordaron los sistemas de salud y el incremento de casos durante inicios de año.

 

Detalló que de atender 20 pacientes al día, cada uno de los médicos debía atender a 35 o más pacientes infectados.

 

Recomendó que todas las personas, sin distinción de su profesión, tengan una red de apoyo para sentirse respaldados cuando sientan que su trabajo los sobrepasa y el agotamiento llega; es decir, cuando quema el burnout.

 

En esta red deben sentirse cómodos con descansar y manifestar sus emociones, para atender la salud mental.

 

Por último Sergio solicitó empatía a la población, ya que en este momento el personal de salud tiene una crisis muy aguda.

 

No sólo en lo que respecta a su trabajo, sino también a sus emociones y en la atención que han brindado, ya que detalló que las personas nunca se acostumbran a las tragedias de sus pacientes.

 

“Muchas veces nos dicen: tú te acostumbras a ver sangre y enfermedad, y pues no, nosotros también terminamos cargando con las emociones de los pacientes y de sus familiares”.

 

¿QUÉ ES EL BURNOUT?

 

Y así han pasado decenas de años
pues en un mundo globalizado
la gente pobre no tiene lugar.

 

El síndrome de burnout o “síndrome de trabajadores quemados”, es una condición en la que la persona se ve rebasada por el cansancio, mental y físico.

 

Esto acarrea que sea menos productivo y que exigirse con el cumplimiento de las tareas tenga un costo doble.

 

La psicóloga Roxana Barrera Rojas, quien colabora con Psíndigo, organización pachuqueña que brinda atención de la salud mental a las personas, explicó que “este es un término para hablar de este cansancio por las actividades laborales.

 

Demasiadas cargas emocionales, cansancio físico por labores en casa.

Demasiadas cargas emocionales, cansancio físico y mental, como resultado del trabajo realizado desde el confinamiento.

 

El burnout se va generando de manera paulatina, y puede volverse crónico cuando no se hace una intervención oportuna.

 

La especialista también manifestó que “en México tenemos un problema, está mal vista la improductividad, y te sientes culpable porque no estás generando todas esas actividades”.

 

Y más porque en todas las empresas está eso de “ponte la camiseta”, y el trabajador bien visto es el que hace horas extras y hace más trabajo que los demás, pero al final resultan quemados.

 

Ahora trabajadores y estudiantes presentan crisis nerviosas y compulsivas, ya que en plena pandemia, además del cansancio laboral, se suma el agotamiento de no poder salir y el miedo de padecer Covid-19.

 

NECESARIOS LÍMITES EN EL TRABAJO

 

Y la carencia, arriba
Y los salarios, abajo.
Con lo que gano en esta empresa

no me alcanza pa’ tragar…

 

Entre las acciones principales para enfrentar este síndrome está el poner límites en los horarios de trabajo, y buscar ayuda profesional.

 

La especialista reconoció la complejidad del teletrabajo, ya que los horarios son extendidos porque la mayoría se hace desde casa.

 

Para recibir ayuda ella recomendó las siguientes vías de contacto: la página oficial de Psíndigo https://www.facebook.com/Psindigo, además del teléfono 771 150 01 39.

 

Este espacio está ubicado en el pleno centro de Pachuca, en la Calle Belisario Domínguez, a espaldas del Teatro Bartolomé de Medina.

 

No te pierdas: Home Office genera cansancio y desesperación en los trabajadores

 

Este reportaje se acompaña de la rola “La carencia”, de la banda Panteón Rococó; acá la puedes escuchar mientras lees:

 

 

jjh