Garantiza Segalmex pagos a productores de maíz

0
367

Presentó el organismo modificaciones a las reglas de operación en beneficio de labriegos



Fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el primer acuerdo modificatorio a las Reglas de Operación del Programa Precios de Garantía ejecutado por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), organismo sectorizado en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, para dar cabida a medianos productores de maíz dueños de una superficie de hasta 50 hectáreas de temporal o riego, a quienes se les asegura un ingreso de 4 mil 150 pesos por tonelada.

El pago de precios de garantía se hará de manera individualizada a cada uno de los medianos productores beneficiarios para los ciclos productivos otoño-invierno 2019-2020 y primavera-verano 2020, quienes recibirán el diferencial de un volumen máximo de compra de 600 toneladas.

Segalmex no hará acopio físico de cosechas ni brindará apoyo para flete; es decir, sólo se limitará a la implementación de un sistema de registro y pago que otorgue al productor la diferencia entre el precio de garantía establecido y el precio de mercado de referencia establecido por Segalmex.

El precio de mercado de referencia será definido para cada región y su cálculo se efectuará considerando el promedio de precios del maíz en la Bolsa de Comercio de Chicago y el promedio del tipo de cambio FiX publicado por el Banco de México, más las bases fijadas por Segalmex, durante los primeros 15 días en que se generalice el periodo de la cosecha en cada región.

Te puede interesar: Disminución de elementos y salarios para policía de Pachuca 

Para el pago a productores se establecerá una mecánica operativa con los periodos de registro y de remuneración, según las épocas de cosecha.

El objetivo del programa de apoyo a medianos productores es incentivar su ingreso para contribuir a mejorar su nivel de vida y aumentar la producción agropecuaria, con el propósito de alentar la autosuficiencia alimentaria reduciendo las importaciones.

Aunque está diseñado para operar a escala nacional, iniciará con productores sociales de Sinaloa, Sonora y Tamaulipas, así como de una zona de Chihuahua, quienes producen gran parte del grano que se cosecha en México y que se caracteriza por su calidad mundial.