«Municipios de la esperanza» corren riesgo, advierte el Imco

0
365
Imco, Nacionales, México, Estados, Municipios, Advertencias, Riesgos, Peligros, Pandemia, Coronavirus, Contagios, Actividades, Normalidad, Vulnerables

Al anunciarse la vuelta a las actividades normales para 324 municipios de México, por parte del gobierno federal, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) advirtió que los llamados “municipios de la esperanza” también corren peligro ante el avance del coronavirus.

El organismo evidenció que los “municipios de la esperanza” están en riesgo, pues el 50 por ciento de la población que habita en estas demarcaciones del país se encuentra en zonas de alto o muy alto riesgo de propagación del virus. La presencia o ausencia de casos en esas localidades o sus vecinos no es un indicador suficiente para determinar la capacidad de abrir sus actividades a la normalidad.

Señaló que el Índice de Riesgo de Propagación de Covid-19 ofrece a las autoridades un enfoque distinto sobre la manera y momento en que debe realizarse la reapertura de actividades sociales y económicas en México.

Debido a los vacíos de información y el bajo número de pruebas para monitorear casos de Covid-19 a escala local, el número de casos confirmados no debe ser la única métrica para definir que un municipio o entidad están listos para regresar a la normalidad.

Por otra parte el proceso de implementación de un plan de reapertura debe identificar las zonas que pueden verse más afectadas, por ello el Imco propuso evaluar la posibilidad de reapertura a escala local y nacional, con base en indicadores de riesgo de propagación, vulnerabilidad de la población, estructura económica y la extensión y profundidad de casos confirmados.

“El riesgo de contagio, la prevalencia de casos de Covid-19 y el riesgo de las poblaciones más vulnerables debe marcar la pauta para la apertura de actividades. Debe existir flexibilidad en los tiempos y formas en los que se pretende regresar a la normalidad de las actividades, ya que es posible que se cuente con toda la información necesaria para declarar a municipios o zonas metropolitanas como seguras sólo por ahora”.

Agregó que el Gobierno de México debe financiar e implementar una campaña de pruebas masivas y de rastreo sistemático para evitar rebrotes.Esto incluye no sólo identificar personas con síntomas graves sino asintomáticas y con quienes ya tuvieron contacto.

Con estos datos es necesario incluir en la metodología de semáforos locales la tendencia a la baja de casos confirmados y no únicamente el nivel de contagio, además eliminar obstáculos regulatorios para gestionar procesos ágiles de importación de pruebas e insumos básicos para su manufactura, así como permitir su aplicación en instituciones privadas.

Generar y financiar planes de apoyo económico, específicamente para los municipios más vulnerables, que les permitan resistir la contingencia y recuperarse posteriormente. “Las familias y pequeños negocios de los municipios y estados con semáforos en rojo necesitarán apoyo económico para poder seguir las indicaciones de distanciamiento social”.

A escala local el Imco identificó los siguientes tipos de medidas a implementar: apoyos directos y crédito para pequeñas y medianas empresas, especialmente transferencias directas para cubrir el costo de nóminas.

Incentivos fiscales, condonación y aplazamiento de impuestos para las Pymes, así como transferencias para personas que caigan en el desempleo.

Apoyos y transferencias directas a familias, ya sea en especie o a través de la ampliación de los diversos programas sociales.

“Debe existir total transparencia en la metodología de semáforo anunciada por el gobierno federal con el fin de que expertos, centros de investigación, académicos y organizaciones de la sociedad civil tengan información que permita generar mejores propuestas de política pública para el proceso de reapertura y fortalecer el proceso de comunicación con la ciudadanía”.

kgm