Ojo Rojo… merecido tributo a Toño Sánchez y Las Ánimas del Cuarto Obscuro.

Ojo Rojo… merecido tributo a Toño Sánchez y Las Ánimas del Cuarto Obscuro

📹 LACO fue un proyecto fugaz, con un solo disco LP, pero que hoy es considerada una banda de culto del rock mexicano. Arnulfo Vázquez habla sobre este material 💿 que homenajea, más que a un grupo, a toda una época

Los ciclos pasan y aún no puede comprenderse por qué “la revolución” no le ha hecho justicia a Toño Sánchez Uribe y aquel proyecto llamado Las Ánimas del Cuarto Obscuro (LACO).

 

No me importa que me hallen desnudo,

con la calma entre las manos tiesas…

“Hasta luego”-LACO.

 

Toño conformó LACO de la mano de los hermanos Juan y José Ezcurdia; eran los años de la agonizante década de los 80 del siglo pasado.

 

La escena musical vislumbraba ya la importancia del rock nacional, que habría de consolidarse bajo el sello mercadológico de “Rock en tu idioma” que, a la postre, incluyó a bandas como Las insólitas imágenes de Aurora, bajo su nuevo nombre de Caifanes, entre muchas otras.

 

Muchas otras agrupaciones que fueron devoradas por el mainstream, por la producción en masa y a veces sólo por la refulgencia de las caras bonitas.

 

DESDE EL UNDERGROUND

 

Las Ánimas del Cuarto Obscuro fueron también, a su modo, un efluvio que logró reflejar las influencias de movimientos como el New wave, el Dark o el Post-Punk inaugural de The Cure o Joy Division.

 

Y que, sabrá dios o el diablo por qué, no logró penetrar en sitios donde otras bandas del mismo circuito underground del entonces Distrito Federal sí pudieron.

 

Pero quizá esta situación fue la que dio a Las Ánimas del Cuarto Obscuro ese grado de banda de culto.

 

Este material discográfico fue producido en Monterrey y CDMX.

Este nuevo material discográfico fue realizado en Monterrey y la CDMX, con el respaldo de Toño Sánchez.

 

Con un solo LP, la banda (más de Toño Sánchez que de cualquier otro) asumió su lugar en la historia, en los clanes y en las afortunadas audiotecas que aún conservan ese material, hoy inconseguible.

 

La voz de Toño Sánchez Uribe fue mucho más que un simple sampler o eco de las cosas que tuvo que vivir para llegar a LACO; sigue siendo un ejemplo de que en el rock mexicano también pervive la poesía.

 

TRIBUTO A LAS ÁNIMAS DEL CUARTO OBSCURO

 

…con las notas que le deje a ella

y las manchas de sangre en la alfombra…

 

Por ello la noticia de que reaparecen los temas de aquel primer y único disco de LACO significa una oportunidad para las nuevas generaciones de conocer y apreciar el potencial que arrebujaba a Sánchez y compañía.

 

Réplica conversó largo y tendido con Arnulfo Vázquez Zamora, comunicador, periodista y, sobre todo, vocalista y líder de Gamma Grama 2.0, la única banda hidalguense que forma parte de este proyecto.

 

“Ojo Rojo: un apasionado homenaje a Las Ánimas del Cuarto Obscuro”, surge por necesidad y como un acto de auténtica justicia para un legado incalculable para la música nacional.

 

Ver la entrevista con Arnulfo Vázquez sobre nuevo disco:

 

 

Arnulfo, quien carga sobre los hombros diversas responsabilidades como impulsor del rock hecho en Hidalgo, opina que era ya urgente brindarle el resurgimiento a LACO, frente a otros grupos nacionales.

 

Las Ánimas del Cuarto Obscuro, coincidimos con Arnulfo Vázquez, están a la altura de otros frutos musicales de la época, como Casino Shangai, Sangre Azteca o aquél enigmático Size, de Illy Bleeding (que también tuvo una vida fugaz).

 

APORTACIÓN DE GAMMA GRAMA 2.0

 

Gamma Grama 2.0 fue una de las bandas elegidas, por intervención de Mike Valladares, por los sellos Discos Donovan, Kitsch del Alma y ProbOT, para darle vida a una nueva versión de la canción “La Mosca”.

 

“Ojo Rojo” es un disco que apenas vio la luz en el pasado abril del año en curso, con 16 temas que son más que reversiones o cóvers de ese icónico “Ojo Negro” presentado en los 80 por Las Ánimas del Cuarto Obscuro.

 

Gamma Grama 2-0 participa en tributo a Las Ánimas del Cuarto Obscuro.

Gamma Grama 2-0, banda hidalguense de rock, participa en tributo a Las Ánimas del Cuarto Obscuro.

 

Además de un tema inédito de Toño Sánchez y su séquito, que data de 1995, como bonus track.

 

Las 16 canciones abarcan diversos estilos, propios a las bandas que confluyen en este festín sonoro, donde por supuesto Gamma Grama 2.0 imprime su inconfundible impronta.

 

FORJAR UN NUEVO SANTO GRIAL

 

No me importa que hablen de todo,

ni me importa que estén a mi lado…

 

Otra característica de este álbum es que sólo tuvo lanzamiento en formato físico, para conservar la filosofía y el espíritu primigenio de LACO y el underground, ese vaho a arte objeto de culto, con pretensiones de santo grial.

 

Tan es así, señala Arnulfo, que sólo puede conseguirse este material en la Ciudad de México, allá en el tianguis cultural de El Chopo y en otros contados lugares.

 

“Es un disco kitsch, demasiado arriesgado… fuera de tiempo”, contesta Arnulfo ante el cuestionamiento de ¿a qué suena “Ojo Rojo”.

 

Ojo Rojo, disco tributo a LACO.

Ojo Rojo compila 16 cóvers de grupos mexicanos, con diversos sonidos y propuestas, y un bonus track inédito.

 

Pero la verdad va mucho más allá, porque cada corte posee peculiaridades, sonidos, ruidos, ventajas o desventajas comunitarias o individuales.

 

Suena a lo que debe sonar un tributo; es decir, a reinterpretaciones que, sin desapego a la fuente, buscan su propio sendero, pero siempre conservando la ruta de lo subterráneo, que al final no deja de ser materia obscura.

 

Para quien esto escribe hay, en particular, un tema del LP de Las Ánimas del Cuarto Obscuro que condensa y exterioriza a la vez, sin duda alguna, toda la poesía y todas las influencias del roto corazón de Toño Sánchez: “Hasta luego”.

 

Y es este mismo tema donde resurge Sánchez, ahora con la batuta de Los Queso, en una versión muy distinta, pero que habla de la evolución musical y de la pasión por las teclas (alguna vez de sintetizadores, hoy de piano).

 

Aquí puedes escuchar parte de este nuevo material tributo a LACO:

 

PALÍNDROMO AUDITIVO

 

Ya no escucho la voz de la luna,

es más triste morir

que morirse.

 

Hablar de cada uno de los temas implicaría demasiadas letras; sin embargo, puede decirse que “Ojo Rojo: un apasionado homenaje a Las Ánimas del Cuarto Obscuro” lo tiene todo y trascenderá de igual forma como un disco de culto para melómanos.

 

Amén de para aquellos que sienten la nostalgia que dejaron a su paso los hoyos fonky y por donde pasaron tantas bandas que, como LACO, hoy se niegan a morir.

 

Ecléctico, épico y bien balanceado, tal cual como define Arnulfo Vázquez Zamora a este trabajo grabado entre Monterrey y la CDMX; el tiempo lo pondrá en su lugar…

 

Una apuesta por el arte objeto.

Ojo Rojo es una apuesta por el disco como arte objeto y mantiene el espíritu del underground nacional.

 

Un lugar donde, ciertamente, no caben todos, sólo quienes tienen que estar; aquellos que  con el ojo rojo gozarán ahora de una mirada atemporal y de una obra que unifica visiones de momentos históricos en este país multiforme y de tan múltiples voces.

 

Una acertada maquinaria de resonancias y reverberaciones que harán vibrar además nuestros corazones en cada puesta.

 

OJOROJO es asimismo un palíndromo auditivo para la memoria colectiva, esa que a muchos nos formó en los arrabales de la capital del país, hace ya mucho… en la madrugada del cuarto obscuro de otra existencia.

 

Y aquí puedes escuchar el disco original completo de Las Ánimas del Cuarto Obscuro, en lo que consigues “Ojo Rojo”:

 

 

Para leer de nuevo: ‘Rompan todo’, un documental de Netflix sobre ¿rock? latinoamericano