Crean cabina para que familias conozcan a bebés en Monterrey

Un negocio de fiestas fue reconvertido y ahora cumple el deseo de familiares de conocer a nuevos integrantes
0
342
cabina, bebés,

Separadas por el acrílico de una cabina desinfectada y climatizada en la parte trasera de una camioneta, familias cumplen su deseo de conocer a un nuevo integrante en medio de la pandemia de Covid-19, en la ciudad de Monterrey.

Baby Cabin Parade es el servicio creado por Ernesto González y su socio Rogelio Gil ante la afectación del mercado de celebraciones, al que se dedican, debido a cierres y restricciones sanitarias.

“Hacemos fiestas, pero ahora con la pandemia, por lo pronto, no se pueden hacer, entonces decidimos agarrar algunos recursos que tenemos y convertirlos en un nuevo negocio”, explicó Rogelio.

La unidad móvil, desinfectada y que cuenta con un filtro HEPA antiviral, llega al domicilio del bebé para que sus familiares y amigos puedan conocerlo a través de la barrera plástica.

También lee: La vida post Covid-19 no será la misma, anticipan expertas de la UNAM

La tarde de ayer, unas 20 personas visitaron Rodrigo Gutiérrez Ávila, de un mes de nacido, en un evento social frente a la cabina.

Después de circular en auto en una caravana, María del Carmen Hernández, abuela de Rodrigo, conoció al bebé que nació prematuro y con afectaciones en uno de sus pulmones.

A través del cristal, pero lo estamos viendo”, celebró la abuela que solo había visto a su nieto en fotografías y videollamadas porque tampoco le permitieron visitarlo en el hospital.

“Eres un guerrero, mi rey”, y, “bravo, bravo”, gritaba Carmen dentro de su coche que circuló lentamente frente al niño, sostenido por su madre, junto a su padre, dentro de la cabina.

Asi se vivio el dia de hoy

Posted by Baby Cabin Parade on Saturday, 1 August 2020

 

Portando cubrebocas, los invitados al festejo compartieron alrededor de dos horas en las que se tomaron fotografías frente a la cabina, entre aplausos y sonidos de claxon.

Así nadie nos arriesgamos, ni me arriesgo yo ni mi bebé ni la familia”, dijo Arleth, la joven madre de Rodrigo, antes de ingresar a la cabina en la que permaneció durante dos horas.

klr