Negativa de empresa a venta de ventiladores, dice Bonilla

0
223

Suspendió el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, a la empresa Smithis Medical, la cual fabrica ventiladores para pacientes con Covid-19.

El motivo de la suspensión fue a causa de un conflicto entre el mandatario y la empresa por la negación de vender ventiladores al gobierno de Baja California y al resto del país.

Bonilla estableció que la única forma de otorgarle la autorización a esta firma, ubicada en la misma demarcación era con la venta de ventiladores dentro de México. La fábrica acusó de extorsión al mandatario.

Declaró el gobernador el cierre temporal porque el gerente de la producción de ventiladores sólo tenía como fin ocupar la mano de obra y no vender sus artículos en la República Mexicana, sino exportarlos para obtener beneficios económicos.

“Dijeron no, no les vamos a vender a ustedes, vamos a usar su mano de obra, su infraestructura, venimos a darles trabajo que es lo que necesitan, entonces mientras no cooperen con el gobierno de Baja California, Gobierno de México, y vendernos los ventiladores, porque es lo que necesitamos, no podemos considerarlos esenciales”, advirtió el gobernador.

Ante esa situación el corporativo se comunicó con el canciller mexicano y el embajador de Estados Unidos, pero el único que abogó por ellos fue Marcelo Ebrard.

“Pegaron el grito, hablaron con el canciller, hablaron con el embajador de Estados Unidos y como nos consideran una colonia estadounidense pensaron que con eso iba a ser más que suficiente, a mí en lo personal me habló el canciller, por teléfono me dijo que si había manera de que los dejáramos trabajar”, confirmó.

Por el momento no se tiene información de qué día el corporativo podrá comenzar de nuevo con la producción y comercialización de ventiladores necesarios para los pacientes con coronavirus.