Basura: la «eterna» asignatura pendiente para Pachuca

Martha Sáenz 
0
557
Basura, Estados, Hidalgo, Municipios, Pachuca, Localidades, Zonas, Regiones, Problemas, Conflictos, Propuestas, Iniciativas, Cabildos, Ayuntamientos, Alcaldías, Reclamos, Sociales

Ambicioso resulta el proyecto dentro de la propuesta de Reglamento de Limpia, Recolección, Traslado, Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos de Pachuca, que autorizaría a futuras administraciones municipales a vender la basura a plantas tratadoras para fabricar gas o luz.

El reglamento propuesto por el regidor independiente, Navor Rojas Mancera, abrogaría el actual Reglamento de Desechos Sólidos que entró en vigor en mayo de 1991 bajo el mandato del priista, Adalberto Chávez Bustos, ya que en el conjunto de normas no se contemplan aspectos de recolección, traslado, tratamiento y disposición final de la basura, como reciclaje y separación de estos residuos.

En entrevista exclusiva para Réplica, Mancera Rojas explicó que conforme a su propuesta la administración municipal podría vender la basura y recibir en pago gas o luz, o bien construir una planta tratadora que sea propiedad del ayuntamiento.

Señaló que dicha propuesta no afectaría a los pepenadores del municipio sino que se empadronarían y tendrían preferencia para ser empleados en la separación de residuos, en caso de que el reglamento sea aprobado.

Debido a que la propuesta del nuevo reglamento contempla como una obligación de los habitantes de la capital separar la basura en orgánica e inorgánica y, con el objetivo de alentar la participación ciudadana, obligaría a una responsabilidad conjunta para mantener limpios los espacios públicos de la ciudad.

Además consideró que los grupos de pepenadores entrarían a un sector formal de la economía, “que nadie los apadrine y dejarían de lado a esos líderes que piden una tajada”.

 

  • BASUREROS ATRÁS

El problema de la basura se extiende a varias administraciones atrás, en el caso del expresidente municipal José Francisco Olvera Ruiz, adquirió alrededor de 12 vehículos para la recolección de basura y, ante medios de comunicación, en su momento reconoció la importancia de “seguir trabajando” en la separación de la basura y que el relleno sanitario no tenía la capacidad necesaria, hacia el 2009.

Conforme al discurso de Olvera Ruiz el relleno sanitario en Pachuca no era viable, por lo que proponía un espacio destinado a varias demarcaciones agrupadas en una región; no obstante, el proyecto no tuvo continuidad porque a finales de marzo de 2010, Olvera Ruiz pidió licencia como alcalde de la capital hidalguense para competir por la candidatura a gobernador de Hidalgo.

Posteriormente, en la administración municipal del priista Eleazar García Sánchez, su gobierno entabló convenios con las empresas Cambio Verde y Valorsum.

Para 2016 el mismo García Sánchez reconoció que Cambio Verde no cumplió con las “expectativas” del contrato, aunque tampoco se estudió formalmente si existió incumplimiento en el acuerdo legal y, por tanto, no se exploró la posibilidad de alguna sanción a dicha empresa.

En cuanto al convenio con Valorización de Residuos Sólidos Urbanos (Valorsum) tampoco prosperó, ya que la empresa se vio envuelta en señalamientos por supuesta corrupción vinculada al mandato de Olvera Ruiz.

Actualmente en el gobierno de Yolanda Tellería Beltrán, la basura continúa siendo un problema sin resolver. La panista cerró puertas a Cambio Verde y denunció públicamente las deficiencias del servicio pero sin entablar ninguna acción legal.

La administración panista protagoniza un desacuerdo con autoridades del ejido de El Huixmí, que a principios de este año (antes de la emergencia sanitaria por el Covid-19) tuvo como consecuencia una grave crisis por falta de relleno sanitario, ya que Tellería Beltrán se negó a pagar un aumento por “la renta” de las tierras ejidales.

Mientras que la autoridad estatal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) propuso la creación de una sexta celda en el basurero de El Huixmí (a cielo abierto) pero el gobierno municipal prefirió contratar el servicio de una planta tratadora en Tecámac, Estado de México.

kgm