Crisis, cuesta y pandemia ‘noquean’ al sexoservicio, manifiestan trabajadoras

Comenzaron este mes con muy pocas entradas, como resultado de la mala economía que se atraviesa en México y en Hidalgo
0
44
Estados, Hidalgo, Municipios, Regiones, Profesiones, Oficios, Servicios, Carencias, Economías, Bajas, Necesidades, Entrevistas, Argumentos, Pandemia

Hay una presencia mayor de sexoservidoras en las calles de Hidalgo; sin embargo, integrantes de este sector señalaron que en este mes su trabajo bajó mucho debido a la llamada Cuesta de Enero, la crisis y la pandemia, pues los clientes no cuentan con recursos suficientes para pagar por sus servicios.

En entrevista para Réplica Lidia F., conocida como “La Niña”, comentó que con la llegada del Covid-19 se vio afectada su labor, pues muchos clientes tomaron la decisión de permanecer en casa y abstenerse de recurrir a estos servicios, además de que el impacto económico en el país pega demasiado en el sector del sexoservicio.

“Regularmente solía ganar entre 2 mil y 3 mil pesos diarios, de los cuales ahora si bien me va son sólo obtengo 300 o 500 pesos, así es como me he mantenido por lo menos los últimos tres meses”, aseveró la sexoservidora.

Sostuvo que en muchas ocasiones las sexoservidoras son criticadas fuertemente por la sociedad, sin conocer los motivos o razones que las orillaron a tomar esta decisión; “en mi caso lo hago para mantener a mis tres hijos, soy madre soltera y en ningún lado me daban trabajo, por ello tome la decisión de ser sexoservidora”.

“Como siempre me decía mi padre: al pan dale pan y al vino, vino, pero a una prostituta siempre deberás llamarla señora, pues la vida de las prostitutas es muy dura y no cuesta nada ser respetuoso y caballeroso con ellas, porque muchas no lo hacemos por placer, sino por necesidad”, insistió.

PRÁCTICAS Y MEDIDAS DE HIGIENE

“La Niña” expuso que como medidas de seguridad e higiene para sus clientes y su propia persona deben portar cubrebocas en todo momento, gel antibacterial y contar con un aerosol desinfectante para rociarlos y de igual manera desinfectar la habitación en donde tendrán el acto sexual.

“Yo creo que por estas medidas los clientes también no vienen y por el temor que existe en ellos de ser contagiados de coronavirus”, añadió.

Cabe mencionar que el uso del cubrebocas es durante todo el acto sexual, pues argumentó “La Niña” que si en algún momento el cliente decide quitarse el insumo se frena el acto sexual, ya que la seguridad es primero.

“En ningún momento hay besos, únicamente caricias y el contacto sexual que se da, pues así nos prevenimos nosotras de ser contagiadas”, indicó Lidia.

Para finalizar apuntó que espera que la sociedad sea menos prejuiciosa ante su trabajo y que se ponga a pensar un poco en estar en esa misma situación, que la gente actúe con empatía, pues a pesar de lo que se piensa es un trabajo muy riesgoso en muchos sentidos.

Te puede interesar: Llega vacuna Covid-19 a Hidalgo, pero con prioridad para personal médico

kgm