Día de la Santa Cruz atípico, entre calles vacías

0
1318
Cruz, Estados, Hidalgo, Municipios, Tradiciones, Culturas, Religiones, Catolicismo, Comidas, Trabajos, Empleos, Oficios, Albañiles, Construcciones

A temprana hora, como cada 3 de mayo, los cohetes anuncian una de las fiestas religiosas, quizá de ésas convertidas por la propia feligresía en un jolgorio popular, por la celebración del Día del Albañil o del obrero de la construcción; sin embargo, este año no fue así.

Claro que en algunos sitios del estado de Hidalgo hubo cuetes, pero no esa celebración que suele prolongarse durante el día, no hoy, como resultado de la pandemia que afecta al país, por el contrario, hoy las calles lucieron vacías.

Desde la perspectiva religiosa, el Día de la Santa Cruz, como se le conoce a esta fecha, parece tener su origen en la búsqueda que emprendió Santa Elena, madre de Constantino El Grande, por encontrar la cruz en donde pereció Cristo, así como los milagros producidos al contacto del madero con enfermos, método que sirvió para diferenciar las tres cruces encontradas.

En nuestro país el festejo generalizado entre los alarifes inicia con la colocación de una cruz bendita adornada con flores. Esta celebración supone la comida típica ofrecida por los contratantes a los albañiles, acompañada con cerveza, tequila, mezcal y pulque. 

Por ahora también la fiesta tendrá que esperar a que las condiciones mejoren, a que la salud regrese, a que el mal se vaya; quizá con este símbolo la enfermedad al fin se aleje, cómo saberlo, mientras tanto habrá que aguardar.

Se supone que las familias católicas, tengan o no construcción en casa, llevan a bendecir una cruz, símbolo de la Iglesia y de su fe hacia ésta.

Hace poco cada cruz costaba alrededor de 45 pesos, la costumbre es colocarlas en las casas en construcción, porque es el Día del Albañil, a quienes se les tiene que brindar un taco.

Te puede interesar: Exige coronavirus nueva fórmula para recuperar turismo