¡Justicia, justicia, justicia! Las tres muertes de Maricela Escobedo

Este documental en Netflix cuenta la amarga historia de una mujer que luchó hasta las últimas consecuencias… por lograr justicia
0
62
muertes, Nacionales, Estados, Plataformas, Streaming, Documentales, Historias, Delincuencias, Violencias, Asesinatos, Feminicidios, Hechos, Exigencias, Justicia

Netflix estrenó en octubre el documental “Las tres muertes de Marisela Escobedo”, a 10 años del fallecimiento de esta activista social, cuya causa fue exigir justicia para el feminicidio de su hija Rubí. La ira, la indignación y el coraje se acumularon, como se han acumulado los asesinatos de mujeres en todo el país.

La plataforma apostó por el talento de la dirección Carlos Pérez-Osorio y de Laura Woldenberg como productora ejecutiva para contar una historia que conmocionó la lucha social y a todo un país. Con una narrativa que no sólo sacude, sino que además hace emerger el enojo que tiene toda una sociedad ante los altos índices de violencia hacia las mujeres mexicanas.

Aquí puedes ver el tráiler del documental:

El documental, disponible aún, cuenta con los testimonios de personajes principales que figuraron en esos años en el caso. La voz principal: el hijo de Maricela, Juan Frayre Escobedo, quien tiene el asilo político en Estados Unidos, debido a que México no pudo garantizar su seguridad. 

RETRATOS DE UN MÉXICO TERRIBLE

En eco, hablan los testigos del caso, el resto de su familia y sus abogados, quienes terminan de contar la larga travesía.

“Le he perdido el miedo a todo”, con esta frase comienza la cronología de hechos. Rubí, hija de Maricela, fue asesinada por su pareja en Ciudad Juárez, quien luego la quemó y la dejó en un terreno baldío. La primera muerte de Maricela es la de su hija. Tras reportarla como desaparecida, la familia encuentra el cuerpo.

El largo recorrido de la justicia en México, la denuncia, la presión para que el caso avance quedan retratados, y es que a la demanda de Maricela se han sumado tantas en una década en la que el delito de feminicidio se ha recrudecido.

La segunda muerte de Maricela, fue la absolución de la expareja y asesino de Rubí, debido a fallas en el debido proceso, la fiscalía determinó que no había consistencia en la responsabilidad, ¡el asesino salió libre!

El trayecto, el tormento, no se acabaron ahí; al feminicidio se sumó todo el peso de un sistema que abandona a las víctimas, que no da justicia, y que va sobre quienes hacen evidente que el Estado, como gobierno, falla.

UNA SENDA SEMBRADA DE HUESOS

Maricela buscó entre huesos los restos de su hija, caminó miles de kilómetros con su nieta a cuestas. Gritó, exigió, luchó y finalmente murió a manos de un sicario, en las puertas del edificio de gobierno de Chihuahua el 16 de diciembre del 2010.

Todo el material disponible está en el documental, incluso el final que tuvo el asesino de Rubí, y la pesadumbre de la familia que difícilmente puede salir a la calle sin sentir la persecución de la que fueron víctimas en aquellos años.

Esta es la historia de Maricela, y lo más triste es que es una historia que se ha repetido, en más mujeres, en más madres, en más familias… incluso en estados como el de Hidalgo.

VIVIR SIN MIEDO

Para este documental, participó Vivir (nombre artístico de Viviana) Quintana, cantautora y activista originaria de Coahuila, quien es la voz de la canción principal, la “Canción Sin Miedo”, que se convirtió en himno feminista de la lucha contra la toda la violencia que vive este sector de la población.

La letra surge de la necesidad de contar su propia herida, hace también una década, ella perdió a una amiga, como muchas mujeres en este país. A impulso de Mon Laferte, decidió escribir los versos que se transformaron en protesta.

Ella tiene más de 150 canciones. Los temas versan sobre su historia personal y otras han sido por  encargo. Pero también tiene las escritas con su proyecto, al que tituló “Rosita Alvirez, maté a Hipólito”, aprobado en el Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Coahuila.

La “Canción Sin Miedo” se estrenó en el Zócalo de la Ciudad de México apenas este año, da el cierre al documental que estrenó Netflix y redondea todo el video en exigencia totalmente legítima, las mujeres queremos ser libres.

Canción Sin Miedo:

Fragmento:

Cantamos sin miedo, pedimos justicia

Gritamos por cada desaparecida

Que resuene fuerte “¡nos queremos vivas!”

Que caiga con fuerza el feminicida.

Te puede interesar: Feminicidios: las cifras que no cuadran en Hidalgo, expone SEM México

kgm