Pandemia pega las corridas en central de autobuses

Este espacio trabaja en la actualidad al 20 por ciento de su capacidad, como parte de los paros de actividades generados por el avance del Covid-19.
1
286
Pandemia, Hidalgo, Central, Autobuses

Estoy esperando mi camión
en la terminal del ADO
quiero que se lleve al Covid muy lejos,
lejos muy lejos de aquí…

La Central de Autobuses de Pachuca está operando, máximo, al 20 por ciento de su capacidad total como consecuencia de la pandemia derivada del coronavirus (Covid-19), señaló en entrevista para Réplica el responsable de Autotransportes de Hidalgo, Enrique Lara.

La tarde ayer Enrique Lara se encontraba recorriendo las instalaciones de la central, con todas las medidas sanitarias indicadas por las autoridades de salud, portando cubrebocas y repartiendo gel antibacterial entre quienes circulaban por este espacio, para evitar la propagación de esta pandemia.

Explicó a este medio de comunicación que el descenso en la afluencia de pasajeros ha sido gradual, ya que al inicio de la contingencia sanitaria “bajó hasta un 50 por ciento”; sin embargo, “ahorita estamos operando máximo al 20 por ciento”.

El trabajador señaló que a pesar de que no pertenece al área responsable de las cifras económicas sí percibe una afectación importante y, añadió, “nos ha afectado porque somos los únicos que somos autónomos”.

Autotransportes de Hidalgo es una empresa privada que no pertenece a las grandes cadenas como A.D.O., Estrella Blanca o cualquiera de este tipo.

Lara aclaró que pese a la afectación por la pandemia en el servicio de autotransporte “ninguna ruta se ha cerrado aunque sí se han espaciado las corridas, por fluidez de pasaje, pero son constantes”.

Agregó que se calculan números rojos, aunque no es su departamento, pero sabe que “los gastos operativos no alcanzan a cubrirse con los actuales ingresos”.

Te puede interesar: Detalla Sedeco acciones de sanitización en central de abasto

Indicó que en su percepción “no estamos acatando las normas como sociedad, entonces podría irse esto más lejos, depende de cómo reaccionemos como ciudadanos”.

Mientras que en el acceso principal se encontraba Alexis “N”, trabajador de la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot), con una cámara-termómetro para registrar la temperatura de quienes ingresaban a la central de autobuses.

Aunque precisó que, por fortuna, no se han encontrado con ninguna persona que presente los síntomas del nuevo coronavirus.

El joven funcionario estatal expuso que su tarea consiste en “checar la temperatura de todas las personas” y si está arriba de los 36 grados centígrados les recomienda asistir a revisión médica al centro de salud o cualquier otro hospital cercano.

El personal de las dependencias de gobierno se rola por cuestiones sanitarias, por lo que no puede permanecer más de seis horas en el lugar de revisión.

Alexis indicó a Réplica que “la gente ha sido muy amable” y muestra disposición a seguir este protocolo de vigilancia.

Agregó que el operativo se implementa desde hace 15 días aproximadamente.

kgm