Aumentan expectativas en afición ante posibilidad de reapertura

0
14

Podría ser el 26 de octubre cuando los Tuzos del Pachuca reciban a Pumas, que el Estadio Hidalgo reabra sus puertas después de la contingencia sanitaria por el coronavirus y bajo la estricta supervisión de las autoridades.

El semáforo epidemiológico nacional marca la pauta y ratificará la noticia que ha entusiasmado a los seguidores del equipo, quienes están conscientes que de cambiar las indicaciones, entonces se aplazará nuevamente la asistencia presencial al coso de la capital hidalguense.

Bajo esa condición, la afición se mantiene expectante y se confirma con seguir a los hidalguenses de manera virtual y como antecedente está en el recuerdo la última vez que el Hidalgo abrió puertas al público, que fue el 7 de marzo pasado, en el duelo ante Santos.

En caso de recibir “luz verde”, trascendió que la apertura del inmueble sólo sería al 30 por ciento de su capacidad, cumpliendo con los protocolos y medidas de higiene, como principal requisito para la afición.

Antes, durante y después de la posible reapertura del Estadio Hidalgo, se implementará un minucioso protocolo para evitar cualquier contingencia que ponga en riesgo la salud de los aficionados que ya están ávidos de regresar a la guarida tuza.

Hasta el momento sólo el estadio Kraken, del Mazatlán FC, el Victoria, del Necaxa, y recientemente, el Cuauhtémoc, del Puebla, ya tienen aval para recibir a la gente, si es que se mantienen sin alteración los contagios de Covid-19.

Para el mundo del fútbol, así como para todos los sectores de la sociedad, se vislumbra un alentador panorama y paulatinamente empiezan a normalizarse las actividades que en el ámbito del deporte forman parte esencial para activar el cuerpo y la mente.