Reavivan FIFA y UEFA el fuego, por llegada de la Súperliga europea

Siguen los pleitos y ahora directivos anuncian que sí habrá represalias para equipos que determinaron sumarse, al considerar dicha acción como rebeldía, en el fútbol mundial
0
111
FIFA, Internacionales, Mundo, Naciones, España, Anuncios, Represalias, Prohibiciones, Juicios, Amenazas, Deportes, Fútbol, Equipos, Pleitos, Conflictos

En España un tribunal madrileño adoptó este martes medidas cautelares por las que prohibió a la FIFA y a la UEFA “cualquier medida o acción” contra la preparación de la Súperliga de fútbol, según el auto judicial.

De esta forma fue como la medida cautelar del Juzgado de lo Mercantil Número 17 de Madrid obligó también a las ligas nacionales y las federaciones, y prohibió toda iniciativa encaminada a excluir de otros campeonatos a los clubes y jugadores que participen en los preparativos de la Súperliga europea.

Previo a esto, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, respaldó a la UEFA en su oposición a la Súperliga europea, fundada por 12 grandes clubes disidentes.

Que según el dirigente de la Federación Internacional de Fútbol “deberán afrontar las consecuencias” si persisten en su proyecto.

Así como habló Gianni Infantino en la apertura del Congreso de la UEFA en Montreux (Suiza), donde se reúnen representantes de 55 federacionesnacionales, era especialmente esperada, pese a que en el pasado el italosuizo y el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, han tenido numerosos puntos de fricción.

Infantino fue claro desde el principio al afirmar que no existe “ni la menor duda” de que la FIFA “desaprueba con firmeza el proyecto de la Súperliga europea”, anunciado el lunes por 12 grandes clubes.

Además detalló que esa nueva competición es de “un club cerrado y disidente de las instituciones existentes”, algo que deberá hacer que las formaciones tengan que “afrontar las consecuencias” de su ruptura si persisten en ella

  • CRECEN AMENAZAS CONTRA SÚPERLIGA

“O estás dentro o estás fuera. No puedes estar mitad dentro y mitad fuera”, añadió, agitando de nuevo la amenaza de la exclusión de los clubes impulsores de la Súperliga europea.

Así como de sus jugadores de todas las competiciones nacionales e internacionales, sin citar; sin embargo, medidas concretas.

“Los ascensos y los descensos son un modelo que ha tenido éxito”, estimó el dirigente, posicionándose en contra de un sistema de liga casi cerrada.

En el que los clubes fundadores tengan garantizada su clasificación cada temporada, en lugar de la fórmula actual de la Liga de Campeones, donde los equipos tienen que obtener su billete mediante ligas nacionales.

Por eso la UEFA necesitará a la FIFA para las eventuales represalias que contempla aplicar a los clubes secesionistas, entre ellas la posibilidad de impedir a los jugadores de esas formaciones disputar partidos con sus selecciones y verse privados de torneos como el mundial.

Antes de las palabras de Infantino, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, criticó también en el Congreso de la UEFA ese proyecto de Súperliga europea.

Creado por seis clubes ingleses (Arsenal, Chelsea, Tottenham, Liverpool, Manchester City, Manchester United), tres españoles (Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid) y tres italianos (Juventus, AC Milan, Inter de Milán).

Te puede interesar: Consciente FIFA de la salud, para regreso a las canchas

kgm