Llamados; Gallos; Complicaciones

0
6

De acuerdo con los replicantes ya hay, cuando menos, 15 procesos especiales sancionadores iniciados al interior del Instituto Estatal Electoral (IEEH), relativos a supuestas injerencias por parte de autoridades religiosas, que en una decena de municipios no se quedaron con las ganas de llamar al voto, sobre todo en contra de aquellos partidos y personajes que apoyan el tema de la despenalización del aborto en la entidad. Según los testimonios en plena homilía convocaron a la feligresía católica a emitir un sufragio de castigo. Lo cierto es que hace apenas una horas la Provincia Eclesiástica de Hidalgo, encabezada por Domingo Díaz Martínez, pidió que “ningún ciudadano hidalguense se quede sin votar”… del laicismo o la separación de la Iglesia y el Estado, mejor ni hablar.

Este día el legislador federal por el Distrito 1 del estado de Hidalgo, con cabecera en Huejutla, Fortunato Rivera Castillo, salió “muy gallo” a echarle pleito al gobierno estatal a favor de su partido político, con supuestas acciones electorales que dijo, son realizadas por secretarios y subsecretarios. “Andan de una manera desorbitada trabajando en los 84 municipios”; sin embargo, no presentó prueba alguna de sus dichos. Eso sí, hay que decir que en su arenga estuvo acompañado por el exalcalde y ahora también diputado, Julio César Ángeles, señalado en varias ocasiones en Atotonilco de Tula por anomalías y abusos. Rivera Castillo tampoco es muy conocido por su trabajo, pero aprovecha reflectores para “llevar agua a su molino”, con el cobijo de otros “morenistas” hidalguenses.

Luego de su reciente visita a Hidalgo, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, reconoció hoy que la contienda electoral en esta entidad será de las más difíciles que se han registrado en la historia de las elecciones en México, pues debe enfrentarse un escenario por demás complicado ante la pandemia que registra el país y que en el estado acumulaba hasta este jueves más de 14 mil 770 casos positivos. Sin embargo, para el funcionario electoral la democracia “no será una víctima más” del Covid-19; habrá que ver el próximo domingo si el abstencionismo no resulta ese factor acrecentado por el miedo a contagiarse al salir a las urnas.