¿Y usted qué cenará esta Navidad?, algunos pachuqueños ¡nada! (VIDEO)

Registra comercio local desplome económico en venta de carne o mariscos acostumbrada en otros años para estas fechas; algunas personas entrevistadas muestran su triste realidad
0
51
Algunos pachuqueños no cenarán nada esta Navidad.

Algunos pachuqueños no cenarán nada esta Navidad; así de triste y cruento el escenario que enfrentarán como resultado de una pandemia y una crisis que se niegan a marcharse, pero que además resiente el comercio local.

A sólo unas horas del 24 de diciembre muchas personas se preparan para la cena de Navidad; sin embargo, la complejidad sanitaria y la crisis económica de este año pegaron fuerte a los bolsillos de otras familias hidalguenses.

Durante los días cercanos a esta fecha, los comerciantes reportaron caídas en sus ventas de hasta un 50 por ciento.

Réplica realizó un recorrido por los principales comercios de Pachuca para conocer de propia voz las vicisitudes que atraviesan en estas fechas tanto locatarios como pobladores.

ESPACIOS CON MUCHA GENTE, PERO CON POCO DINERO

En el mercado 1 de Mayo las cocinas y lugares de comida están ocupados, las personas salen y permanecen en los espacios comunes, pero la mayoría no desembolsa lo mismo que en otros años.

Uno de los verduleros sostuvo que máximo las personas están gastando para sus fiestas alrededor de 300 pesos y eso incluye la dotación de vegetales para la semana. Pero no es lo mismo que en otros años, se nota que a la población le han lastimado los bolsillos.

Con respecto a la carne, las ventas bajaron a menos de la mitad, los carniceros esperan que este panorama mejore en los próximos días, más cercanos al fin de año. Mientras hacen lo propio con las medidas de seguridad.

Carnicerías reportan desplome en ventas de hasta el 50 por ciento para  compras de cena en esta Navidad.
Algunas carnicerías reportan desplome en ventas de hasta un 50 por ciento. Fotos: Réplica.

Carnicería “La Petunia” no bajó sus cortinas, ya que por ofrecer alimento estaba dentro de las actividades esenciales, pero resintió un gran golpe pues de unos 30 clientes diarios pasó a cuando mucho cinco. Tuvo un recorte de personal (pasó de seis a sólo dos trabajadores) y sobrevive en uno de los locales del mercado.

Al otro extremo la pescadería “Mari” se prepara para sus primeros compradores. De acuerdo con los dependientes el promedio de gasto es de 500 pesos, algunos clientes gastan hasta mil pesos, otros buscan las opciones más económicas. Con ánimo atienden a las personas, “¿qué va a llevar?, ¿qué le vendo?”.

En el caso de verdulerías el gasto promedio es de 300 pesos para la cena de Navidad y productos de la semana.
En el caso de verdulerías el gasto promedio llega hoy a los 300 pesos, incluyendo productos para la semana.

Lo más solicitado son los camarones, para coctel, caldo, paella, o sopas de mariscos; ellos reconocen que las ventas no son las mismas, la gente no gasta lo mismo que en otros años, pero esperan que en los siguientes días de nuevo suba la venta.

MIENTRAS TANTO EN LOS ALREDEDORES…

Afuera las personas pasean, permanecen en las bancas, preguntan por la ropa, algún accesorio, buscan algo que se ajuste a su presupuesto. De regalos, ni hablar.

Réplica: ¿Qué va a cenar en Navidad?

-¡Nada!- contesta una de las mujeres encuestadas; no tengo dinero, tampoco trabajo y además soy diabética, espero que el gobierno me dé apoyo, pero de cena… no habrá nada. No se puede.

También te puede interesar: Cuesta de enero próximo la peor de la historia, asegura Concanaco

Unos pasos más adelante, este medio repite la pregunta:

¿Qué va a cenar en Navidad?

La misma respuesta, una persona diferente: -¡Nada… mi familia no podrá venir!, voy a estar sola-.

El impacto de la pandemia en la capital de Hidalgo es innegable, algunas personas que pueden alcanzan a salvar un poco a los negocios, les dan un respiro a las bajas de los meses interiores.

Este escenario se repite a lo largo y ancho del territorio estatal; la crisis, la pandemia, la necesidad de permanecer en casa, sin salidas, sin visitas, mientras dure el virus.

Falta el fin de año, luego ya verán cómo reciben la famosa “cuesta de enero”, un paso a la vez, dicen. Mientras los negocios permanecen abiertos, a la espera de un mejor porvenir antes de que termine el año.

Mira aquí el video del recorrido por comercios:

jjh