Denuncia población extorsión por presunto grupo criminal, en Apan

0
53

Este fin de semana pobladores del municipio de Apan, Hidalgo, informaron que varios de los comerciantes locales son víctimas de extorsión y delitos, por parte de un supuesto grupo criminal, al que por lo menos tres compañeros tuvieron que pagar “cuotas” y “derecho de piso”.

“Me amenazaron con llegar a mi negocio y matarme si no les depositaba 10 mil pesos, la verdad me asusté mucho porque sabían la dirección de mi local, casa y hasta con quien vivía, por lo que tuve que acceder a darles el dinero”, señaló una de las víctimas.

Algunos comerciantes comentaron que en días pasados personas desconocidas, a través del número telefónico 5524071333 realizan diversas llamadas para exigirles el pago por “derecho de piso”, al mismo tiempo que hacen referencia a su pertenencia a un grupo criminal proveniente de Ciudad Juárez.

ANTECEDENTES DE EXTORSIÓN EN LOCALIDAD

Cabe recordar que esta no es la primera vez que extorsionan a los comerciantes, pues hace algunos meses Réplica informó acerca de esta situación, donde era el mismo modus operandi de los presuntos extorsionadores hacia los negociantes, ante esta situación autoridades municipales hicieron el llamado a no caer en engaños.

Asimismo los comerciantes dijeron que esperan que las autoridades correspondientes hagan algo al respecto, pues indicaron que la situación hoy en día es crítica económicamente como para todavía regalar su dinero a estos maleantes.

Otra de las victimas narró que dentro de su negocio le arrojaron papelitos con amenazas de que si no accedía a darles cierta cantidad de dinero que le solicitaron ella o su esposo “pagarán con su vida”.

“Llego abrir mi negocio como todos los días, cuando comienzo a ver papelitos tirados en el piso y leo que dicen que o accedo a pagar o pago con mi vida o la de mi esposo, en ese momento me entra una llamada y son ellos solicitándome el dinero por lo que les digo que sí se los daré, ante el miedo que ya existía en mí y se los deposito”, explicó.

Con esta situación crece la incertidumbre para quienes se dedican en la demarcación al comercio establecido, por lo que urgieron a las autoridades competentes a poner una pronta solución y dar con los responsables.