Yolanda Tellería, el rostro de las promesas… incumplidas (VIDEO)

De acuerdo con la opinión de pobladores capitalinos, el ayuntamiento de Pachuca dejará muchos pendientes, obras y promesas incumplidas
0
1239
Yolanda Tellería, Paola Ludlow, Daniel Ludlow, Pachuca, Ayuntamiento, alcaldía,

Falta de oportunidades, opacidad en recursos derivados del cobro de parquímetros, desatención a grupos vulnerables, problemas de alumbrado público, baches, mala recolección de basura y una larga lista de temas prevalece en la percepción ciudadana con respecto al trabajo desempeñado hasta ahora por la actual administración del municipio de Pachuca, que encabeza Yolanda Tellería.

De acuerdo con la opinión de pobladores capitalinos, el ayuntamiento de Pachuca dejará muchos pendientes, obras y promesas incumplidas, lo que representa un detrimento a la figura política y a los partidos, en este caso a Acción Nacional.

Te puede interesar: Imperan narcomenudeo y otros delitos en Pachuca

Yolanda Tellería Beltrán asumió el cargo de presidenta municipal de la capital hidalguense en 2016 y culminará dicha responsabilidad en septiembre próximo, bajo las siglas del Partido Acción Nacional (PAN), organismo político que venció al Partido Revolucionario Institucional (PRI) ese año, tras una mala actuación de su predecesor, Eleazar García, quien a su vez fue impulsado bajo la figura de “empresario ciudadano” desligado de la política, por el entonces gobernador Miguel Ángel Osorio Chong.

La llegada de Yolanda Tellería Beltrán a la alcaldía fue consecuencia de diversos factores, entre ellos el hartazgo ciudadano hacia el partido en el poder y el peso histórico de quien aún es considerado por muchos como uno de los mejores alcaldes que ha tenido Pachuca, su hermano José Antonio Tellería, además de un discurso que logró permear entre la población capitalina y que reflejó en las urnas con el llamado “voto de castigo” al tricolor.

DE TODAS LAS PROMESAS DE YOLANDA TELLERÍA, MUY POCAS CUMPLIDAS

Durante sus recorridos por colonias, barrios y lugares emblemáticos de la capital hidalguense, “Yoli” Tellería arraigó y “endulzó” el oído de quienes la escucharon entonces con promesas como crear para la ciudad un nuevo sistema de transporte colectivo tipo teleférico (al que hasta nombre le puso: Tuzocable), revisar el tema de los parquímetros, que fue motivo de disgusto para un gran sector sobre todo en la zona Centro, evaluar y mejorar contratos y acciones para la recolección de basura.

Quizá te interese: Narcomenudeo, energía y basura; los pendientes de Tellería, expone Navor

Además de reducir, apenas entrara en funciones, las tarifas del Tuzobús, así como integrar un sistema que permitiera la evaluación de elementos de la Policía Municipal desde la propia ciudadanía, organismo señalado sobre todo durante la presente administración local como uno de los que más conflictos tiene ligados a la corrupción.

Ninguna de las promesas torales, que repitió durante los 40 días de su campaña proselitista (a sólo unas semanas de finalizar su responsabilidad) fue cumplida, al menos ninguna de las ya citadas, pues su gobierno estuvo y sigue marcado por la falta de voluntad para hacer las cosas.

IMPRESIONES COMUNES

En entrevistas realizadas por este medio a diversos sectores, predominó un elemento común entre quienes respondieron al cuestionamiento ¿cómo califica el actual gobierno municipal?: la indolencia por parte de la alcaldesa Tellería ante solicitudes y necesidades reiteradas.

Incluso algunos pobladores, a estas alturas, dijeron desconocer el nombre de la munícipe o qué ha hecho, pese a estar rodeada de escándalos y situaciones que trastocaron a lo largo de estos cuatro años la figura del ayuntamiento.

Yolanda Tellería: Población de Pachuca y la ciudad misma, en el completo abandono

Población de Pachuca y la ciudad misma, en el completo abandono por parte de la alcaldesa

Al descontento que ya arrastraba la alcaldesa vino a sumarse además el problema de salud derivado de la pandemia de Covid-19, con el que muchos locatarios del centro de la ciudad evidenciaron la falta de apoyos reales para sostener negocios con el cierre obligatorio de los mismos.

Carencia de programas, poca comunicación efectiva y asertiva, aunada a la cerrazón de diferentes áreas que integran el ayuntamiento, sepultaron cualquier intento de empatía hacia una población que cuenta los días para que su administración termine.

EL CASO DE OLAYET CABRERA

Sin duda uno de los episodios más oscuros y lamentables de la actual administración encabezada por Yolanda Tellería es y será el relativo a la trabajadora Olayet Cabrera, quien colaboraba para la Tesorería; desaparecida en junio de 2018, luego de recibir la orden directa de sus superiores de acudir a recoger a pie un recurso económico en efectivo para el pago de nómina, acción que luego se supo realizaba con frecuencia y sin apoyo de elementos de seguridad que le acompañaran al tratarse de fuertes sumas de dinero.

También te puede interesar: Cabildo de Pachuca desempolva iniciativas… para desecharlas

Tras permanecer desaparecida, la empleada municipal fue hallada sin vida semanas después; una compañera de trabajo y su esposo fueron los responsables del asesinato para robarle el monto (superior a 357 mil pesos) de la nómina de la alcaldía.

 

Organismos como Colectiva de Mujeres contra la Violencia levantaron la voz para exigir en ese momento que la alcaldesa Yolanda Tellería reconociera su corresponsabilidad en el homicidio y ofreciera una disculpa a los familiares por revictimizar a la víctima al difundir una primera versión donde se acusaba que Olayet había escapado con el recurso. No sucedió, por el contrario, la alcaldesa guardó silencio “por consejo de sus abogados”.

TAMPOCO SE OLVIDA LA BASURA

En febrero de este mismo año, como parte de los escándalos que rodean a la munícipe, le estalló en las manos al ayuntamiento un problema relacionado con ejidatarios de El Huixmí, lugar donde está asentado el relleno sanitario municipal, quienes impidieron el paso de los camiones recolectores como resultado de una supuesta falta de pagos de arrendamiento del predio por parte de la alcaldía.

promesas de Yolanda Tellería

Por varios días las calles de fraccionamientos, barrios, colonias, así como mercados y espacios comerciales lucieron atestados de basura, lo que representó no sólo una molestia de consabidas magnitudes sino un riesgo real de foco de infecciones que puso “en jaque” a la capital del estado.

Según los involucrados en el conflicto (alrededor de 60 ejidatarios) el ayuntamiento de Yolanda Tellería debía un monto de 268 mil pesos correspondiente a la renta de enero, además de un incremento de alrededor de 80 mil pesos comprometido por la alcaldesa, por lo que rechazaron el ingreso de los camiones manejados por la empresa TecMed, la cual por cierto (según las propias promesas de campaña de Tellería) cambiaría también a su llegada al poder.

DE BACHES Y OTRAS MOLESTIAS

Montada en la ola de sus homólogos panistas (férreos adversarios del gobierno federal), bajo la denominada Asociación Nacional de Alcaldes, la administradora de Pachuca acudió, en octubre de 2019, hasta las puertas del Palacio Nacional para exigirle al presidente Andrés Manuel López Obrador una audiencia, donde supuestamente le pediría su respaldo para solucionar otro de los conflictos que tampoco pudo: los baches.

Con el mote de “Bachuca” a lo largo del periodo que culmina, la capital hidalguense ha padecido no sólo el sobrenombre sino dicha dificultad como una de las más molestas para la población, donde el pretexto preferido de la alcaldesa para zafarse del embrollo fue que el gobierno estatal no le proporcionó los recursos y su presupuesto jamás le alcanzó para reparar las calles, aunque recibió señalamientos por sendas remodelaciones efectuadas a los negocios propios y de su familia.

Tan mal le fue aquel día (o tan bien dependiendo desde qué lado se mire el espectáculo) que ella y sus compañeros de partido fueron recibidos supuestamente con gases lacrimógenos.

De acuerdo con la población, a últimas fechas es más visible observar zonas donde el alumbrado público se traduce en otro de los tantos inconvenientes que pesan sobre la administración municipal y no sólo eso, pues como ya se sabe la empresa Lumo Financiera (la cual cuenta con diversos señalamientos por sobrecostos y adjudicaciones directas de contratos) retirará en septiembre (con la salida de Tellería del ayuntamiento) las casi 22 mil luminarias led que le alquila por un monto de aproximadamente 3 millones de pesos al mes.

Entre los presupuestos destinados a las diversas áreas del ayuntamiento resaltó; sólo por citar un ejemplo, el del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), organismo a cargo de su hija, Paola Ludlow, que en la relación de “Programas y Proyectos 2017” ascendió a 30 millones 858 mil 683 pesos, mientras que otras prestaciones de servicios públicos, como el apartado A078 (Vigilancia de la Seguridad Vial y Tránsito por Sectores) contaron con un monto de 2 millones 487 mil 55.88 pesos ese mismo año.

Su hija, consentida con el presupuesto público

Paola Ludlow, hija de Yolanda Tellería, consentida con el presupuesto público de los capitalinos

UNA HUELGA HISTÓRICA Y UN CONSORTE FASTIDIOSO

Como nunca en la historia de la capital hidalguense una huelga extendida por más de 40 días fue motivo de roces, pugnas y demandas, por parte de trabajadores sindicalizados del ayuntamiento, cuando en 2019 personal bajo las órdenes del líder Percy Espinosa reventó una serie de conflictos, ante las negativas de Tellería Beltrán a cumplir las exigencias.

Tras el paro laboral de 45 días finalmente hubo consenso a favor, sobre todo, de la población pachuqueña que durante ese lapso tuvo que sufrir ante la falta de empleados que le ayudara con sus trámites, pagos, asistencia médica, jurídica y un largo etcétera que incluyó a turistas, artesanos y emprendedores.

Sólo por ese conflicto la alcaldía, según un estimado, perdió en dicho periodo de paro alrededor de 10 millones y medio de pesos como resultado de la falta de recaudación en áreas como Reglamentos y Espectáculos, Desarrollo Urbano, Tesorería y Servicios Municipales.

Por otra parte, una figura que desde el inicio de su administración significó más una carga que una auténtica ayuda para Yolanda Tellería fue la de su esposo, Daniel Ludlow

El cual se convirtió muy pronto en “el hombre detrás de las acciones o inacciones de la alcaldesa”, quien para muchos fue el verdadero gobernante y que además representó un factor de desgaste y rompimiento con los medios de comunicación.

Los contrastes entre el quehacer de la alcaldía al mando de Yolanda Tellería, logros o resultados, y las realidades advertidas por la propia ciudadanía son evidentes, así como las molestias y el “mal sabor de boca” que deja una administración sin aparente rumbo que, al final, se topa una vez más de frente con el reclamo generalizado previo al cambio de gobiernos, para demostrar que sólo una cosa verdaderamente no cambia: las promesas venden, pero pocas veces se cumplen.

Mira aquí algunas opiniones de la población capitalina sobre el actual gobierno municipal: