Las policías de la pandemia; una mirada a una labor desestimada (VIDEO)

Replica dialoga con mujeres al interior de los filtros colocados por la SSPH para reducir la movilidad vehicular, así como en municipios donde hay historias de vida dignas de contarse
Hoy No Circula Sanitario, policías de la pandemia, mujeres, policías, seguridad pública, pandemia, Covid-19, coronavirus, filtros sanitarios, Hidalgo,

Son madres, son hijas, son esposas y sustento de hogares, de algunos incluso donde la pareja decidió no quedarse; son guías y amigas, asumen a diario la disciplina contra esa escuela que sólo da la calle, pero además aceptan el riesgo de salir todos los días con la posibilidad del contagio, con la posibilidad incluso de no volver; son ellas: las policías de la pandemia.

Policía del karma

arreste a este hombre,

habla en matemáticas,

zumba como un refrigerador…

“Karma Police”, Radiohead**

Elizabeth Ramírez Hernández es oficial de policía municipal, una joven que lleva poco más de un mes en la corporación a la que se enlistó por convicción y por necesidad, porque de ella dependen sus padres.

La situación es complicada, afirma, por las circunstancias que estamos viviendo, se refiere a la pandemia del coronavirus, esa que llegó de pronto para cambiarlo todo, hasta lo más sencillo, como salir de casa y cumplir con las labores, hacer las compras, llevar a los hijos a la escuela o un rato al parque.

Prevalece una coincidencia en el discurso de estas mujeres: la prepotencia con que suele actuar la gente frente a las uniformadas. Elizabeth confirma que la gente a veces es muy prepotente con nosotras; nos falta al respeto porque piensa que darle las medidas de seguridad es bajo nuestro criterio, pero llevamos un orden, a nosotros nos dicen qué decirles, pero lo toman a mal. Les decimos que ocupen el cubrebocas y nos contestan que nos preocupemos por nuestra salud y no por la de ellos.

Como Elizabeth, son muchas las mujeres policías hidalguenses que trabajan turnos de 24 por 24 horas, lo que resulta agotador, reconoce; “llegas a la casa a descansar y no disfrutas tus tiempos libres, llegas a hacer labores domésticas, atender el departamento, lavar tu uniforme, limpiar tus botas, hacer la comida… El descanso lo ocupas para hacer tus actividades cotidianas”.

Hoy No Circula Sanitario, policías de la pandemia, mujeres, policías, seguridad pública, pandemia, Covid-19, coronavirus, filtros sanitarios, Hidalgo,

Foto: Leonardo Moreno Cabrera / Réplica Hidalgo

Elizabeth habla por casi todas, por aquellas a las que diariamente el cansancio abraza y tumba sobre una cama donde apenas pueden acariciar el sueño, para luego continuar.

Te puede interesar: Desde el exilio: una mirada hidalguense al coronavirus

Acepta que el sueldo recibido no es suficiente, pero con la pandemia hay mucho desempleo, “gracias a dios tenemos un trabajo seguro”, observa.

Su compañera Imelda Prado Montalvo, también oficial municipal, sostiene que la pandemia es estresante, porque en lo personal busca que en su casa las medidas sanitarias sean cumplidas a cabalidad, pero apenas sale y se topa de frente con otra realidad, con una llena de incredulidad por parte de personas que no tienen el mínimo interés en cumplirlas, a las que de plano la vida parece no importarles.

Ejemplifica con los comerciantes de su localidad, quienes son reacios a atender las recomendaciones, quienes se niegan a bajar las cortinas; no es un asunto de razones sino de salud y de empatía, de verse reflejado en el otro, en la otra, de considerar a los demás, a los que sí cumplen y se preocupan por sí mismos y por los suyos.

Hoy No Circula Sanitario, policías de la pandemia, mujeres, policías, seguridad pública, pandemia, Covid-19, coronavirus, filtros sanitarios, Hidalgo,

Foto: Leonardo Moreno Cabrera / Réplica Hidalgo

Imelda tiene tres hijos, a los que además debe atender y procurar, dar sustento y educación, una buena vida, por ellos trabaja, por ellos su decisión de ser policía.

La gente se altera cuando se le dan indicaciones, insiste, la gente dice que el coronavirus no existe y se porta muy grosera, pero aun así Imelda solicita que esa gente atienda las recomendaciones y se cuide.

Policía del karma

arreste a esa chica,

su peinado estilo Hitler

me está haciendo sentir mal…

 

ESTATALES

La policía segunda, Esperanza Barrera Sánchez, pertenece a la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), acude y desempeña funciones en los filtros instalados por la dependencia estatal para el control vehicular, a través del “Hoy No Circula Sanitario”, como recién lo bautizó el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud federal, Hugo López-Gatell, quien por cierto reconoció como ejemplar a este ejercicio que permitió al estado pasar del penúltimo al primer lugar en reducción de movilidad.

“Estamos por lo del control de movilidad vehicular, se hizo esto con la finalidad de que la gente se quede en casa pero aun así hay conductores que siguen saliendo. Hay mucha gente que está en desacuerdo en la colocación de estos filtros”, expone Esperanza.

Hoy No Circula Sanitario, policías de la pandemia, mujeres, policías, seguridad pública, pandemia, Covid-19, coronavirus, filtros sanitarios, Hidalgo,

Foto: Leonardo Moreno Cabrera / Réplica Hidalgo

Esperanza es madre soltera de dos pequeños, para ella este trabajo resulta complicado; porque “aquí estamos la mayor parte del tiempo y de cierta manera también (sus hijos) corren un riesgo, porque estamos expuestas a diario y tenemos contacto con la ciudadanía, es algo preocupante”. Por lo que demanda que la población tome sus precauciones y se quede en casa hasta que las condiciones cambien, hasta que el viento sople a favor, “si hacen caso esto pasará más pronto”.

Quizá te interese: Las cárceles mexicanas, el rostro olvidado de la pandemia

Junto a Esperanza está Erika Hernández Badillo, oficial que desempeña funciones de seguridad y orientación a la ciudadanía, afirma que una de las recomendaciones más frecuentes para automovilistas que se niegan a quedarse en sus hogares es el uso del cubrebocas; pensar que antes era el cinturón de seguridad.

Erika lleva cuatro años como elemento de policía; “soy madre soltera, tengo tres niñas, y sí es complicado por mis hijas que se quedan en casa y aquí tomamos un riesgo. A veces la gente es prepotente y dice que no cree en el coronavirus”, y es que cree que para algunas personas esta enfermedad parece lejana al no existir casos dentro de su familia, por lo que tienden a menospreciar los efectos del virus SARS-CoV-2 que han dejado hasta la noche de este domingo 31 de mayo 9 mil 930 defunciones y 90 mil 664 contagiados positivos.

Hoy No Circula Sanitario, policías de la pandemia, mujeres, policías, seguridad pública, pandemia, Covid-19, coronavirus, filtros sanitarios, Hidalgo,

Las policías de la pandemia; una mirada a una labor desestimada. Foto: Leonardo Moreno Cabrera / Réplica Hidalgo

Por su parte, Araceli Márquez Gallardo, subraya que su labor es estar a diario en los filtros para garantizar la seguridad, “al servicio del pueblo para que se cuide del Covid-19, ya que mucha gente no cree en esto, pero es verdad. Llevo un año como oficial de policía”.

Lo más difícil para ella, afirma, “es estar aquí a diario, corremos el riesgo de ser contaminados de un virus y ese virus si nosotros lo adquirimos lo llevamos a nuestras casas y corren riesgo nuestros hijos, nuestras familias. Tengo dos pequeñas, las cuida la abuelita pero aun así también corren peligro”.

Refiere Araceli que es difícil compaginar el trabajo de policía con el de ser mamá, porque tiene que estar con sus hijas pero también en su trabajo, por lo que les dice todos los días que debe ir a trabajar y ellas quedarse en casa; “ellas lo entienden, se han acostumbrado a eso”.

También confirma, como sus compañeras, que hay quienes sí se portan groseros, pero por eso está el personal de Asuntos Internos, “quienes nos están checando al mismo tiempo. A la gente les decimos que se deben de quedar en casa, ya que es un virus peligroso y nosotros estamos como servidores públicos para hacerles el llamado a cuidarse”.

Policía del karma

he dado todo lo que pude,

no es suficiente,

he dado todo lo que pude,

pero seguimos pagándola…

SUPERVISIÓN DE LA POLICÍA

Ana Bertha Cisneros Melo responde con cierto orgullo que es directora de Asuntos Internos de la (SSPH), un cargo nada sencillo, supongo, donde debe entregar cuentas y fungir como faro para el resto del personal. Su función, explica, es supervisar a los elementos de la Policía Estatal que cubren los filtros, para evitar la comisión de cualquier falta administrativa contra la ciudadanía.

Confirma que hasta el momento existen ocho quejas, pero no será procedente ninguna, “porque son inconformidades que presenta la gente que se les interviene, pero en todos los casos los oficiales hicieron correctamente su trabajo, los han intervenido los días que no circulan, pero la gente manifiesta ese descontento”.

Hoy No Circula Sanitario, policías de la pandemia, mujeres, policías, seguridad pública, pandemia, Covid-19, coronavirus, filtros sanitarios, Hidalgo,

Foto: Leonardo Moreno Cabrera / Réplica Hidalgo

Ana ha sido testigo de respuestas negativas y altanerías por parte de aquellos a quienes les llaman la atención por salir cuando no deben. “Hay personas que se molestan, que consideran incorrecta la medida, no ven lo que se está haciendo por la ciudadanía y sí, los oficiales han recibido agresiones verbales”.

Opina que los hidalguenses deben concientizarse; “lo que puedo decir es que sí se ha notado de manera tremenda la disminución en cuanto a la movilidad. Yo puedo decir en mi experiencia desde los primeros días que estuve en filtros que ahora se nota la diferencia, este filtro es efectivo y se refleja en menor número de contagios, tiene un carácter preventivo y de sanidad, se pretende disminuir la contingencia y tan es así, que muchas personas que se ponen intransigentes al momento de que se toma la decisión de asegurar sus vehículos, se les brinda la atención de llevárselos por su propia locomoción”.

Pormenoriza que cuando se detecta una falta administrativa por parte de los oficiales se le da a la gente la opción “de que aquí mismo interponga una queja y posteriormente vaya y la ratifique en la Dirección de Asuntos Internos de la SSPH y se le da seguimiento, no hay un tiempo para ello pero si se ratifica la queja y hay los elementos necesarios se da un trámite de forma rápida”, concluye.

Por un minuto allí

me perdí, me perdí

¡uff!, por un minuto allí,

me perdí, me perdí.

Sin importar las circunstancias, las amenazas latentes y reales, son ellas quienes hoy ponen un ejemplo a seguir, mediante constancia y orden, con una conducta que debería bastar para pensar en el presente, en el futuro, en las posibilidades del contagio.

Son ellas quienes, sin esperar nada a cambio, se plantan de frente, no sólo a la actual pandemia sino ante quienes desestiman los rangos y los uniformes.

Quizá no lo sepan, pero también ellas deberían ser dignas del reconocimiento, del aplauso, como ellas mismas lo hacen con el personal médico, porque de igual forma, aunque en otra línea de acción, libran una misma batalla; luchar contra la enfermedad más vergonzosa: la ignorancia.

DATOS

Desde que la administración estatal decidió implementar esta estrategia son instalados cada día entre 25 y 30 puntos de control a la movilidad vehicular en el territorio estatal, al menos cinco de estos permanecen en entradas y salidas de la capital hidalguense.

También lee: Balacera deja tres muertos durante fiesta clandestina en Tizayuca

En estos filtros participan elementos de la Agencia de Seguridad del Estado de Hidalgo; hombres y mujeres conscientes de los riesgos, de las irresponsabilidades de quienes aún no comprenden la magnitud del nuevo virus.

También acude a diario a estos puntos personal de inspección de Asuntos Internos de la SSPH, comandados por la directora Ana Cisneros, a quienes se suman en la supervisión elementos de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) y de la Secretaría de Salud (SSH), con la encomienda de proteger a quienes viajan o se mueven de un lugar a otro.

Foto: Leonardo Moreno Cabrera / Réplica Hidalgo

Cuando los elementos de policía observan el paso de algún médico, enfermera o personal del Sector Salud, les abren paso lo más pronto posible, encienden las torretas de sus unidades y les brindan un aplauso por ser también quienes están en la primera línea de batalla contra el coronavirus. Tal vez el ciudadano de a pie, el que cruza estos filtros sin apenas pensarlo, bien podría reconocer a estas oficiales, quienes cumplen órdenes al pie de la letra, bajo el sol o la lluvia, a mitad de una pandemia que no parece detenerse.


** Las estrofas que acompañan los entre párrafos de este reportaje corresponden a la canción Karma Police, de RadioHead