Desmiente Semot supuesta sanitización de alcaldía en Tuzobús

0
280

Informó la Secretaría de Movilidad y Transporte de Hidalgo (Semot) que de manera indebida una cuadrilla de trabajadores de la presidencia municipal de Pachuca accedió a la parte exterior de cuatro estaciones, de 34 con que cuenta el Sistema de Transporte Tuzobús, con la finalidad de tomar fotografías y video.

Aclaró que los trabajos de sanitización del sistema Tuzobús corresponden exclusivamente al SITMAH, por lo que empresas especializadas llevan a cabo dichas labores diariamente, tanto en estaciones como en las unidades.

Con la finalidad de no confundir a la ciudadanía, el Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (SITMAH), a través de su director de Operaciones, José Jesús Zerón Flores, aclaró que es falsa la información que señala que la alcaldía de Pachuca lleve a cabo labores de sanitización en las diferentes estaciones de la línea troncal del Sistema Tuzobús, ya que personal a cargo del ayuntamiento de Pachuca (sin pedir autorización alguna) ingresó a las estaciones para simular la sanitización y tomar fotografías y video.

Por tanto, la sanitización no se llevó a cabo en diferentes terminales, tal como lo indicó el ayuntamiento de la capital hidalguense, ni tampoco han hecho limpieza minuciosa, por lo cual en nada contribuyen a la sanitización como indebidamente lo expresó, por lo que sus acciones se limitaron a la vía pública.

Cabe mencionar que, por instrucción del gobernador Omar Fayad, el Sistema Tuzobús continúa a diario con los trabajos de sanitización y limpieza tanto en las 34 estaciones como en las unidades de la línea troncal y rutas alimentadoras, a través de empresas especializadas, como parte del Operativo Escudo para evitar la propagación del Covid-19 en la entidad.

De igual forma, en las estaciones de mayor afluencia se mide la temperatura de los usuarios con cámaras térmicas y las unidades se trasladan a un 50 por ciento de su capacidad para mantener la distancia sana entre pasajeros.

Te puede interesar: Desde el exilio: una mirada hidalguense al coronavirus