Panteón vacío, corazón lleno; en memoria de Pedro Infante, Nacionales, México, Exclusivas, Ídolos, Artistas, Cantantes, Pedro Infante, Seguidores, Lupita Infante

Panteón vacío, corazón lleno; en memoria de Pedro Infante

En exclusiva para Réplica, Lupita Infante, hija del “Ídolo de México”, cuenta cómo fue este día, en el que se conmemora un año más sin él
0
686

Hoy lució vacía una de las tumbas emblemáticas del Panteón Jardín, en la Ciudad de México, la de Pedro Infante, a la que cada 15 de abril asisten más de 5 mil personas con una flor y dispuestas a cantarle alguna canción con motivo de aniversario luctuoso del “Ídolo de México”.

No fueron la indiferencia o que no saliera la luna las causas que impidieron a los seguidores de Pedro Infante conmemorar el 63 aniversario de convertirse en leyenda.

Desde la semana pasada Lupita Infante Torrentera ha recibido llamadas de verdaderos fanáticos, una de ellas Maritoña, a quien cariñosamente le dice “abuela”, ella cada año llega puntual a la cita con una corona de flores y dos muñecos, “Pepe el Toro” y “El Vagabundo”, personajes icónicos de algunas de las 55 películas que protagonizó.

Maritoña -cuenta Lupita- quería ir al panteón, pero la contingencia sanitaria se lo impidió, por medio de un mensaje de voz por WhatsApp le expresó:

“apenas hoy cumplo los 50 años de que empecé a ir a visitar a tu papá, a mi niño, que se nos fue hace 63 años”, además le envió unas fotografías tomadas en el santuario que tiene en su hogar, le pide las guarde como un recuerdo

José Julián, otro de los asiduos asistentes, grabó un video, José Sandoval organizó una bohemia virtual, ellos a su forma recordarán a Pedro, pero hay otros personajes que hoy resienten las restricciones sanitarias, Lupita expresa su preocupación por vendedores de souvenirs o fotógrafos, cuyas ganancias representan los ingresos con los que solventan sus gastos unas semanas o meses, “hay mucha gente que todavía vive de Pedro Infante”.

Preocupada, Lupita piensa cómo puede ayudar a ese sector, admite que es muy pronto para determinar una fecha para reprogramar el festejo por el aniversario luctuoso, puede ser el Día del Padre, el día de San Pedro y San Pablo o en noviembre, fecha de su natalicio, pero todo depende de la evolución del Covid-19 en México.

Desde las siete horas Lupita inició el día con entrevistas con diferentes medios de comunicación, entre ellos Réplica; “llevo 22 enlaces, estoy impactada, dije me la iba a pasar rezando”, pero no fue así, porque muchos de los fieles admiradores del “Ídolo de Guamuchil”, hoy no querían faltar a la cita anual.

Al buscar en los recuerdos más significativos de su padre, Lupita comparte con Réplica uno que concluyó cuatro días antes de que falleciera, desde finales de marzo ella y su hermano Pedro estuvieron 15 días en Mérida, fueron días maravillosos, llenos de abrazos, 15 días en que durmió en su regazo “porque le dije, tú sí viviste con Pedro mi hermano cuando nació y conmigo no, porque cuando yo nací él empezó a andar con Irma Dorantes”, en esas noches se hacía pipí y pensaba que sería objeto de regaños, por el contrario, su padre pedía el cambio de cobijas y la consolaba diciéndole que “a todos se nos puede salir el agua”.

Al regreso de Mérida, su hermano Pedro piloteó el avión, fueron a Chetumal, compraron aretes para sus tías, ese viaje “no sabes qué cosa tan maravillosa”.

En la actualidad Lupita Infante trabaja en un libro sobre anécdotas que le han contado sobre su padre, además de un proyecto de libro sobre los platillos favoritos de su padre. Pedro Infante, el ícono de la Época de Oro del cine mexicano, ídolo de un país que se enaltece de su legado y el padre amado, “lo máximo y su estructura para vivir” de una mujer que hoy… con mucho amor, le recuerda, como millones de mexicanos.

Réplica en Video

jmg