¡Qué duro es el amor!, una película navideña y de muchas apariencias

0
117
¡Qué duro es el amor!, una película navideña y de muchas apariencias .

No te vamos a mentir, en Réplica nos gusta la Navidad y aunque el género en cine no nos atrae mucho, vimos “¡Qué duro es el amor!” en Netflix, y aquí te decimos, por qué es de las películas que tienes que ver antes de que termine el año.

 

Si lo que estás pensando es que esta es otra película de navidades en donde el amor triunfa pese a todos sus obstáculos, estás en lo cierto, pero en esta resalta un detalle: los dos extraños que se conocen para luchar por su amor, usan las aplicaciones de ligue, esas que son de algoritmos.

 

Y es que esa modernidad que avasalla los tiempos actuales ya alcanzó a las películas propias de Navidad, y esa es un poco la valía de esta cinta: la increíble facilidad de las personas para dejarse llevar por las apariencias.

 

Aquí puedes ver el tráiler de la película “¡Qué duro es el amor!”:

 

Si eres generación MTV, recordarás el programa “Catfish”, que se trataba de una persona que conocía a otra por internet y luego descubría que todo era un engaño, y que las personas mentían, casi todo el tiempo.

 

Estas historias eran reales, a la gente le da por mentir por internet y aparentar lo que no son, bueno, pues esta película “¡Qué duro es el amor!” es eso, pero con final feliz y con nieve de Navidad.

 

Con un matiz de película romántica, “¡Qué duro es el amor!” nos muestra lo superficiales que pueden ser los seres humanos, y hasta dónde pueden llegar para tener un estatus de vida.

 

DE QUÉ TRATA LA PELÍCULA ¡QUÉ DURO ES EL AMOR!

 

La sinopsis de “¡Qué duro es el amor!” es sencilla, una periodista de notas de color quiere encontrar el amor y agota todos sus recursos hasta llegar a las aplicaciones.

 

Entonces se enamora de alguien hasta el otro lado del país y previo a la Navidad lo busca para hacer su historia de amor perfecta.

 

Pero, al otro lado del mundo, el hombre del que se enamoró no existe, bueno sí, pero no como ella se lo imagina, para sostener las apariencias ambos deciden mentir a la familia y al pueblo entero que su amor es real.

 

Y sí, “¡Qué duro es el amor!” sí tiene sus momentos de cursilería y de amor navideño, así que cumple con lo sencillo y básico de las películas, además tiene emulaciones a dos cintas de tradición en el mundo: “Duro de matar” y “Realmente Amor”.

 

Réplica le da tres estrellas, nomás porque es el pretexto perfecto para estar en pijama, comiendo galletas y sintiendo el espíritu navideño que ya llega.

 

Por si te la perdiste: “Noche de Fuego”, con toda la crudeza de la violencia y del narcotráfico

 

 

jjh

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!